La industria mundial del juego online está experimentando un crecimiento exponencial y se espera que alcance un valor de 565.000 millones de dólares para 2022. Cada vez son más los usuarios que se animan a probar suerte en casinos online como Botemania, en parte gracias a los avances tecnológicos que mejoran y personalizan la experiencia.

Con este nuevo año también llegan nuevas tendencias para el sector, desde las criptomonedas como forma favorita de pago hasta la mejora de las tecnologías de realidad virtual y aumentada, pasando por el aumento de la seguridad y la legalización del sector en nuevos países. Si quieres saber en qué consisten estos avances, en este artículo te contamos algunas de las principales tendencias de los juegos de casino que puedes esperar de este 2022.

Las criptomonedas dominarán el mundo del juego

Las criptodivisas empiezan a dominar la industria de los métodos de pago y son cada vez más las plataformas online que aceptarán criptomonedas este año. Muchos usuarios prefieren realizar transacciones en Bitcoin y otras monedas digitales por la seguridad y el anonimato que ofrecen. 

Los pagos tradicionales seguirán siendo una opción en los mayores portales de juego, pero las criptodivisas sustituirán poco a poco estos antiguos métodos. En algo tan sensible como el juego, muchos simplemente prefieren ser anónimos y no rastreables.

Mayor seguridad

Como se mencionó anteriormente, las criptomonedas desempeñarán un papel clave en la mejora de la seguridad de la experiencia del casino online. Esta es un área que es absolutamente crítica para la industria del juego online en todas sus formas, y los de casino no son una excepción. 

El aumento de las tecnologías de encriptación y blockchain seguirá mejorando la seguridad para los jugadores, mejorando el anonimato y la transparencia de los datos, así como desarrollando estrategias más avanzadas para proteger contra el phishing, el fraude o los hackers. 

Más responsabilidad social

El sector del juego ha reconocido en los últimos años la importancia de preservar el bienestar de los jugadores y para este nuevo año se compromete a mejorar los mecanismos para controlar que sus usuarios participen de forma responsable. En este sentido, se espera el uso de una nueva Inteligencia Artificial para identificar hábitos y comportamientos problemáticos que ya se está aplicando en algunos sectores. Esta IA no hará más que aumentar en los próximos años.

También se espera que los casinos potencien la experiencia social para muchos jugadores, que compiten contra amigos, familias e incluso desconocidos de todo el mundo. Los desarrolladores buscan aumentar este aspecto social, mejorando el sentido de comunidad de los jugadores.

La realidad virtual y la realidad aumentada alcanzarán su punto álgido

La realidad virtual y aumentada alcanzaron su máxima popularidad en 2015, cuando los primeros dispositivos compatibles empezaron a estar disponibles al público general. Estas dos tecnologías han hecho un gran trabajo sumergiendo al jugador en una realidad artificial muy realista.

Cada vez más plataformas de juego online y estudios de juego han empezado a adaptarse a esta tendencia y están trabajando en cómo ayudar a los jugadores a explotar aún más esta tecnología. La RA permitirá a los jugadores poner una mesa de ruleta en cualquier superficie dentro de su casa, explorar libremente las espectaculares calles de la Ciudad del Pecado o de Sídney en el suelo de su habitación y perderse en interminables horas de juego sin parar.

La buena noticia es que para este nuevo año podrás encontrar muchos dispositivos de realidad virtual y aumentada que te permitirán participar en tu juego favorito utilizando esta tecnología. Si tus dispositivos actuales aún no son compatibles, no te preocupes, el futuro de estas dos tecnologías no hará más que abaratar los dispositivos a medida que nos adentremos en 2022.

Legalización de los juegos de azar

Los juegos de azar no están permitidos por la ley en todos los países del mundo. Muchos países en vías de desarrollo no han regulado el juego, por lo que es esencialmente un mercado en la sombra, en el que los gobiernos no obtienen ingresos. 

Sin embargo, muchos de esos países han reconocido este hecho y están trabajando para hacer que el juego sea transparente, legalizar los casinos y, por tanto, obtener beneficios de él. Esto permitirá a muchas empresas extenderse por todo el mundo y ofrecer sus servicios a un número aún mayor de jugadores.