10,800
antenas poseería la nueva empresa de América Móvil, Telesites, al entrar en operación en octubre; esto cubriría 94 por ciento del territorio nacional y le daría el liderazgo en esta área
La creación de Telesites no evitaría la aplicación de los castigos de regulación asimétrica por parte del IFT, pero podría ayudarle a América Móvil a atraer la atención de AT&T
https://www.youtube.com/watch?v=QZ-fl8bS4pM

La empresa de Carlos Slim espera poder crear una nueva compañía, Telesites, que en parte se encargue de administrar el acceso a sus torres de comunicación móvil. Esto la convertiría en el líder del sector, ya que sus antenas cubren el 94 por ciento del territorio mexicano.

Expertos apuntan además que Telesites podría darle acceso preferencial a su red a Nextel y Iusacell, ahora propiedades de AT&T. Esto le ayudaría a América Móvil a persuadir a la empresa estadounidense para que compre parte de sus activos, para así dejar de ser un actor económico preponderante y evitar las sanciones y regulación asimétrica que esto conlleva.

Pero al mismo tiempo, la operadora móvil Tele Fácil la acusa de negarle el acceso de interconexión en su red, incumpliendo una orden del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) e incluso poniendo en riesgo su concesión.

El atractivo Axtel

La creación de Telesites no evitaría la aplicación de los castigos de regulación asimétrica por parte del IFT, pero podría ayudarle a América Móvil a atraer la atención de AT&T

La creación de Telesites aún debe ser aprobada, en una junta extraordinaria fijada para el 17 de abril de este año, por los accionistas de América Móvil. Esto implicaría una inversión de 3.5 millones de pesos, con la nueva empresa arrancando operaciones en octubre.

Expertos del sector concuerdan en que la creación de Telesites no evitaría la aplicación de los castigos de regulación asimétrica por parte del IFT, ya que las 10 mil 800 torres de comunicación (equivalente al 45 por ciento del mercado) seguirían en manos de una subsidiaria de América Móvil, a menos que la compañía se desincorpore.

Sin embargo, donde el plan sí le ofrece ventaja a América Móvil es en atraer la atención de la estadounidense AT&T, que en los últimos meses adquirió Iusacell y Nextel México y tiene en la mira rebasar a Movistar para convertirse en el segundo mayor operador móvil del país.

AT&T es vista como la mejor candidata para adquirir parte de los activos de América Móvil, lo cual le ayudaría a reducir su participación de mercado hasta dejar de ser un actor económico preponderante.

Es por esto que si, a través de Telesites, América Móvil pone su red a disposición de todas las operadoras móviles pero con acceso preferencial para AT&T, podría asegurar su apoyo posterior en la compra de sus activos.

Además de esto, la renta de la red de antenas de América Móvil a través de Telesites podría convertir una obligación (la interconexión de redes marcada por la ley) en una fuente de ingresos para la empresa.

Siguen sin acceso

Pero al mismo tiempo que América Móvil plantea la creación de Telesites para compartir su red, continúa arrastrando conflictos con otras empresas en este tema.

Un ejemplo de esto es la operadora móvil Tele Fácil, que la acusa de incumplir una orden del IFT al no haberle permitido la interconexión.

El diario El Financiero reporta que Tele Fácil comenzó a negociar la interconexión con Telmex y Telnor, subsidiarias de América Móvil, a mediados del 2013. Estas negociaciones se prolongaron hasta el año siguiente, cuando se alcanzó un acuerdo tarifario.

Sin embargo, la interconexión para Tele Fácil no se concretó, aún después de que la empresa presentó una queja ante el IFT y éste ordenó que ésta se realizara. Más de tres meses después de la fecha límite para cumplir con la orden de interconexión, Tele Fácil aún no puede usar la red de Telmex.

Por su parte, Telmex culpa el retraso de la interconexión en que Tele Fácil no le ha proporcionado su información técnica, lo cual es calificado como una mentira por parte de la directiva de Tele Fácil.

De acuerdo a la Ley Federal de Telecomunicaciones, la cual se encontraba vigente cuando se negoció el acuerdo entre las dos empresas, el castigo por este incumplimiento puede ir desde una multa de entre 700 mil y 7 millones de pesos hasta la revocación de la concesión de Telmex.

Además de esto, América Móvil sigue enfrentándose a litigios por interconexión y desacuerdos tarifarios con Telefónica (controladora de Movistar), Grupo de Telecomunicaciones Mexicanas, y Marcatel.

El atractivo Axtel

Si efectivamente la intención de América Móvil con la creación de Telesites es atraer la atención de su exsocio AT&T para una compra de activos, un obstáculo con el que puede encontrarse es Axtel.

Expertos señalan que si además de los servicios de telefonía móvil que ya puede ofrecer en el país (a través de Iusacell y Nextel) AT&T decide entrar en la telefonía fija y servicios de Internet de banda ancha, un buen camino sería comprar un operador como Axtel.

Una adquisición como ésta, combinada con sus otras propiedades (incluyendo DirecTV y una participación accionaria de 41 por ciento en Sky) le daría a la empresa estadounidense la capacidad de ofrecer con facilidad un cuádruple play en las telecomunicaciones mexicanas, según indicó recientemente John Stephens, director de finanzas de AT&T.

Y ahora que Axtel ha resuelto la disputa de interconexión que sostenía con América Móvil desde hace una década, Bloomberg reporta que la empresa resulta aún más atractiva para un comprador extranjero que quiera entrar al país o bien expandir su presencia.

Por el momento, sin embargo, AT&T no ha declarado sus intenciones oficialmente, con Stephens diciendo solamente que México “es una gran oportunidad de crecimiento con niveles de inversión bastante moderados”.