¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

LATAM

Las cinco preguntas latinas

Jesús M. Badiola

El fin de año se acerca, y traerá consigo la evaluación del desempeño de las inversiones hechas este año alrededor del mundo.

El mercado financiero ya empezó a plantear las estrategias que seguirá el año entrante, y todo apunta a México y Latinoamérica.

Ante un difícil panorama para Europa y Estados Unidos, junto con un desaceleramiento en China e inestabilidad política en el Medio Oriente, la inversión hacia Latinoamérica captará mayor atención.


Dic 12, 2012
Lectura 5 min
portada post

El fin de año se acerca, y traerá consigo la evaluación del desempeño de las inversiones hechas este año alrededor del mundo.

El mercado financiero ya empezó a plantear las estrategias que seguirá el año entrante, y todo apunta a México y Latinoamérica.

Ante un difícil panorama para Europa y Estados Unidos, junto con un desaceleramiento en China e inestabilidad política en el Medio Oriente, la inversión hacia Latinoamérica captará mayor atención.

El desempeño de la región, a cuatro años de la crisis económica del 2008, ha cautivado los ojos de inversionistas alrededor del mundo.

Pero todavía hay preguntas que determinarán si aumenta la inversión hacia la región. Analistas independientes, incluyendo un estudio de la compañía de servicios financieros Standard & Poor’s, han identificado lo que serían las cinco preguntas clave que determinarán el desarrollo de la inversión hacia Latinoamérica en el próximo año.

1.¿Continuará la expansión 
de crédito?

La expansión de crédito en países como México, Chile y Brasil ha aumentado de forma significativa en los últimos cuatro años. Se espera que la tendencia siga aumentando, con un crecimiento de crédito para México de un 14 por ciento en el 2013, y la región latinoamericana rondando entre los 12-18 por ciento.

Aunque la tendencia de crecimiento en el crédito va en línea con un desarrollo económico sustentable, existen crecientes miedos de un posible sobrecalentamiento de los sistemas financieros.

En particular, Brasil ha mostrado señales de que el aumento en las líneas de crédito ha sobrevaluado el mercado de bienes raíces, y la demanda por crédito sigue aumentando.

¿Podrá la región continuar con el aumento de líneas de crédito y hacer un uso mesurado de tal liquidez? La fortaleza de la accesibilidad y tasas de impago del sistema crediticio llevaría  a una evaluación positiva de la inversión latina a largo plazo.

2.¿Cuál será el efecto de los 
bancos europeos?

Bancos europeos, en especial de origen español e inglés, han tenido una experiencia en sus países natales muy distinta a la vivida en sus subsidarias en Latinoamérica.

Mientras que la banca en España tuvo que ser rescatada por el gobierno, y la banca en el Reino Unido acumula una serie de multas y castigos por lavado de dinero, sus sucursales en México, Brasil y Chile son relativamente exitosas.

Por esta razón, se espera que aumenten los tipos de transferencias de portafolio y fondeo de las empresas subsidiarias latinas hacia Europa.

Santander ha tenido una exitosa salida a bolsa de su sucursal en México, y BBVA Bancomer busca entablar la misma estrategia para cubrir sus pérdidas en Europa.

Si esta estrategia sigue en pie, se espera una repatriación más agresiva por parte de las subsidiarias latinas, que sea altamente redituable para sus dueños en Europa, pero que no dirija hacia una mayor inversión en la región americana.

3.¿Qué repercusión tendrá
China en América Latina?

El desaceleramiento de China ha afectado el crecimiento económico de Latinoamérica, especialmente en los países que exportan hacia ese país.

Aumentos en salarios y una demanda por bienes más sofisticados desestima el crecimiento de la industria manufacturera china.

Particularmente en el caso brasileño, que mantiene una fuerte relación comercial con Europa y China, ha reducido sus estimaciones de crecimiento en alrededor de 1.5 por ciento.

En contraste, países que compiten con la economía china, como la mexicana, se verán favorecidos del desgaste de la industria china.

El aumento de los salarios manufactureros en China vuelve cada vez más redituable, comparativamente, la inversión industrial en México.

El desarrollo de la economía asiática traerá entonces efectos puntuales sobre las economías latinoamericanas.

4.¿Cómo reaccionaría la región ante una caída en el precio 
de los commodities?

Ya que una importante parte de las exportaciones de la región, en especial en Sudamérica, abarcan más del 60 por ciento de las exportaciones totales, es evidente la vulnerabilidad ante un cambio deflacionario en los precios.

Debido a que los precios de commodities del sector agrícola han aumentado en los últimos años, aparte del crecimiento en el cobre y el petróleo, se ha producido importantes ganancias en el poder de paridad de compra de la región.

Mientras que no se espera que los commodities de mayor peso sufran una fuerte caída en el siguiente año, la resistencia de las economías latinas ante presiones deflacionarias podrán evidenciar plenamente la solidez de su estructura comercial y su valor como inversión a largo plazo.

5.¿Las reservas internacionales latinas son suficientes para protegerse ante presiones externas?

En la última década, Latinoamérica ha mostrado un incremento de sus reservas internacionales a niveles nunca antes vistos.

De niveles de reservas internacionales que rondaban el 5 por ciento en 1975, actualmente los países latinos tienen en promedio niveles de reservas cerca del 14 por ciento de su PIB.

Las reservas de México llegan a ser más de 160 mil millones de dólares, aumentando cerca de 65 mil millones de dólares en cuatro años.

Aún ante niveles historicamente altos, es importante notar que el nivel de reservas internacionales líquidas se calcula alrededor del 50 por ciento del nivel acumulado.

¿Será suficiente protección para asegurar una inversión a largo plazo?

Comentarios