La constante desaceleración de China podría hacer que el crecimiento económico mundial caiga por debajo del 2 por ciento anual en los próximos dos año

Después de más de una década de ser el motor de la economía global y principal socio comercial de países emergentes, China podría convertirse en la causa de una gran recesión.

De acuerdo con el director de mercados emergentes del banco de inversión Morgan Stanley, Ruchir Sharma, la constante desaceleración de la economía china podría tener un impacto negativo en el resto del mundo. 

Sharma afirma que esta tendencia podría hacer que el crecimiento económico del mundo caiga por debajo del 2 por ciento del Producto Interno Bruto anual.

“La siguiente recesión global será provocada por China. En los próximos par de años China es la fuente más grande y probable de vulnerabilidad para la economía global”, dijo Sharma en entrevista para Bloomberg.

A pesar de que China está experimentando una desaceleración económica, su influencia en el mundo continúa creciendo. El año pasado, el 38 por ciento del crecimiento en el mundo se registró en este país asiático, por lo que su caída preocupa a economistas.

Problemas bursátiles

En China, las bolsas de valores han vivido una fiesta durante el último año.  Los principales índices bursátiles de las bolsas de valores continentales del país asiático, la de Shanghái y la de Shenzhen, registraron un crecimiento promedio por encima de 166 por ciento entre inicios de julio del año pasado hasta su pico histórico del 12 de junio de este año.

El diario The New York Times reporta que esta precipitada alza en el valor de las acciones chinas se dio a pesar de que sus empresas emisoras no mostraron gran mejora en sus ingresos, y a pesar de que se prevé que este año la economía china registre su crecimiento más bajo en 25 años.

Pero todo lo que sube tiene que bajar, y ahora la fiesta está terminando. En el último mes, las bolsas chinas han sido azotadas con una caída promedio de más de 41 por ciento, incluyendo jornadas que registraron caídas intradía que no se veían desde los peores momentos del 2008.

En medio del mayor colapso bursátil chino desde 1992, el gobierno del presidente chino Xi Jinping ha lanzado una variedad de medidas diseñadas para impulsar los mercados de su país.

Los problemas bursátiles de China son un factor más que afectará el crecimiento del país en los siguientes años.