La ginebra está de moda en México. Poco a poco la bebida espirituosa de origen europeo se ha convertido en una de las favoritas en el mercado nacional. En términos de valor de importación, en lo últimos cinco años el destilado ha crecido a un ritmo de 37.3 por ciento, cifra que duplica el valor de ventas del tequila en el país, ya que la bebida originaria de Jalisco tuvo una tasa de crecimiento anual de 16 por ciento, de acuerdo con el Sistema de Información Comercial Vía Internet (Siavi) y el Inegi.


El gin registró un valor de importación histórico al alcanzar los 10 millones 294 mil 213 dólares en 2017

Y no sólo eso, datos del Siavi muestran que en los últimos cinco años las importaciones en términos de valor crecieron casi tres veces a 188.8 por ciento, dato con el que se convierte en la bebida con los niveles más altos en la historia del país.

Expertos del sector explican que el alza en su consumo ha sido apoyado por la tendencia de los jóvenes en probar nuevas bebidas que poseen cierta historia, además de que sus características la convierten en un coctel muy vistoso.

El consumo del gin también está relacionado con un tema aspiracional, ya que el precio promedio por botella es de 500 pesos, es decir, hasta 300 pesos más caro que un tequila estándar.

“La ginebra se ha puesto de moda en el país impulsada por los jóvenes que la disfrutan con agua tónica -GinTonic- y también en otros cocteles que la hacen más atractiva al ojo de potenciales consumidores”, explica Horacio Nuño, socio director de la empresa de medición de Información Sistematizada de Canales y Mercados (ISCAM).

Nuño agrega que este ‘boom’ también se refleja en el número de marcas que se comercializan en el país, ya que en un lapso de tres años la oferta de botellas creció 48 por ciento, de 50 firmas a 74 al cierre del año pasado.

Su consumo no se detendrá, al contrario, seguirá sumando adeptos en México.

“El crecimiento del segmento de esta división continuará, debido a que para el mercado total de bebidas representa 1.5 por ciento, por lo que aún tiene un mayor margen para ampliarse. Hay que recordar que al cierre de 2015, su participación en el sector apenas era del 1 por ciento”, menciona Nuño.

Lo anterior también repercutió en el volumen de su importación, ya que de 2013 al último día del año pasado registró un crecimiento de 262.7 por ciento, al ubicarse en un millón 669 mil 844 litros.

Una bebida con personalidad

El atractivo de la bebida es tan amplio en el país que ya han nacido empresas dedicadas a su comercialización, como el restaurante/bar Gin- Gin que inició en 2014 y hoy cuenta con tres sucursales en Ciudad de México.

“Abrimos nuestra primera sucursal en Roma Norte con el concepto que trajimos desde España. Tenemos dos unidades más en Polanco y Santa Fe, donde en un fin de semana bueno registramos una afluencia de hasta mil personas por sucursal”, dice Martín López, brand manager de Gin Gin.

El ticket promedio va de los 400 a 800 pesos por persona.

“En nuestra sucursal de la Roma Norte las personas gastan 400 pesos porque es una zona turística, mientras que en Polanco el ticket promedio es de 600 pesos y en Santa Fe llega a los 800, ya que el tipo de persona que nos visita es de un perfil más ejecutivo”, detalla López.

Para junio de este año, la cadena controlada por Grupo Indiana tiene previsto abrir dos nuevas sucursales en Colonia Roma y en el centro comercial Paseo Interlomas en el Estado de México, para así sumar cinco unidades en México.

También empresas han aprovechado la popularidad de esta bebida para incorporar a sus portafolio marcas de ginebra, como es el caso de la multinacional Pernod Ricard.

La firma, que entre sus etiquetas más famosas se encuentran Chivas Regal y Absolut Vodka, adquirió en 2016 la compañía Black Forest Distellers GmbH, productora de Monkey 47, ginebra considerada premium.

Por su parte, la empresa Diageo, cuenta entre sus marcas de la bebida espirituosa Tanqueray, mientras que Bacardi controla a Bombay Sapphire.

De acuerdo con un sondeo de precios realizado por Reporte Índigo, se encontró que el costo promedio de las cinco principales botellas de ginebra de venta en vinaterías nacionales ronda los 585 pesos.

La más cara de ellas es Monkey 47 con un costo de 996 pesos, mientras que la más accesible es Beefeater, controlada también por Pernod Ricard.

Una ginebra mexicana

México no se queda atrás en la producción de la bebida. El país cuenta con propia marca: Mezcal Gin. Ésta se produce a partir del agave cenizo, el cual utiliza el método tradicional para elaborar mezcal de pechuga de pollo, mediante la maceración e infusión de vapor, pero, en lugar de ocupar la pieza del ave, se remplaza por ingredientes característicos de la ginebra. “Mezcal Gin ha tenido buena recepción por parte de los consumidores nacionales”, asegura López.

La exportación de la bebida, que no cuenta con denominación de origen, llegó a un valor de 82 mil 159 dólares el año pasado, lo que significó un aumento de 42 por ciento con respecto al año anterior.


México no se queda atrás en la producción de la bebida, ya que el país cuenta con su propia marca

Datos de Siavi muestran que en términos de volumen la ginebra mexicana alcanzó los 8 mil 948 litros.