¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

Expectativas2019

La amenaza del Cisne negro

Mara Echeverría

La economía mundial, incluida la mexicana, muestra señales de estabilidad, pero debe fortalecerse durante este año para evitar afectaciones ante los posibles eventos internacionales que ocasionarían incertidumbre en los mercados financieros


Ene 9, 2019
Lectura 5 min
portada post

“Es muy posible que estos eventos no ocurran, pero es importante estar preparados”

- Rodrigo Rodríguez

Analista económico de Visor Financiero

Analistas económicos están a la caza de aves pocos comunes: los cisnes negros. Aunque estos eventos no se pueden predecir, pues su característica es ser inesperados, supondrán una prueba más para la economía del mundo, que deberá fortalecerse para evitar coletazos que la pudieran desestabilizar.

Carmen Alcibar, analista de Grupo Bursamétrica, explica que, a pesar de que los cisnes negros no se pueden predecir con exactitud, uno de los que va tomando mayor fuerza es la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

“La situación afecta ya el comportamiento de la manufactura que es una de las actividades más importantes para la economía estadounidense y esto no parece que se vaya a resolver en el corto plazo”, declara la especialista.

Un análisis elaborado por Grupo Bursamétrica revela que el ave oscura de la disputa comercial podría alcanzar la imposición de aranceles a todas las mercancías que se intercambian entre ambas potencias económicas, hecho que afectaría el crecimiento económico y elevaría la inflación en todo el mundo.

“Los cisnes negros relacionados con la economía estadounidense tienen un mayor peso sobre México”

- Carmen Alcibar

Analista de Grupo Bursamétrica

Otro cisne negro del que se vislumbra su probable llegada y que, de acuerdo con Carmen Alcibar podría materializarse, es la presión de salarios en el mercado estadounidense, que además causaría una aceleración en los precios al consumidor y una reacción dominó de incrementos en la tasa de referencia de la Reserva Federal (Fed).

Por su parte, Saxo Bank advierte en un reporte de expectativas para este año que entre los cisnes negros que pudieran llevar al límite la economía de los países están el despido del presidente de la Fed Jerome Powell; la destitución de la primera ministra de Reino Unido Theresa May, y la caída de Alemania como líder de la industria automotriz.

Cisnes aztecas

En el caso de México, Grupo Bursamétrica anticipa como posibles sucesos el endurecimiento de los niveles de inseguridad y la corrupción, una recesión económica y la pérdida del grado de inversión.

Este último cisne tiene la mayor probabilidad de crecer si el Gobierno federal no impulsa una política de apoyo a la atracción de capitales, pues esto retrasaría la generación de empleo y el consumo se deprimiría, coinciden algunos especialistas.

Para Carmen Alcibar las políticas de la administración tienen un alto contenido social y están enfocadas en una redistribución del ingreso. El panorama crítico sería real ante la falta de medidas que afiancen la inversión privada en los proyectos gubernamentales.

“Siempre que hay problemas en el exterior se debe fortalecer la inversión porque si el gobierno busca impulsar el consumo con programas sociales el efecto será en el corto plazo y requerirá recursos para empleos”, comparte.

Cortar las alas

Rodrigo Rodríguez, analista económico de Visor Financiero, coincide en que es imposible predecir los cisnes negros debido a su naturaleza aleatoria. Sin embargo es posible advertir sobre los posibles escenarios que permiten fortalecer las economías de todo el mundo y cortarles las alas a estas aves.

El analista proyecta que a nivel internacional una de las mayores presiones para dar paso al lago de los cisnes negros es el factor Donald Trump, ya que el presidente de Estados Unidos mantiene un endurecimiento de sus políticas comerciales, que podrían causar estrés a los mercados financieros.

La intensificación de la disputa EU y China provocaría efectos negativos

No obstante, ante un escenario catastrófico, los bancos centrales cuentan con margen de maniobra para hacer frente con aumentos en las tasas de interés, de acuerdo con Rodríguez.

A esto se suma que las economías mundiales mantienen sanas sus políticas fiscales, situación que permite evitar un colapso como el que ocurrió en 2008 con la quiebra de Lehman Brothers.

Frente a un complejo panorama, Rodrigo Rodríguez considera que México se mantiene con una mejor postura respecto a otras economías emergentes, pero el Gobierno federal deberá fortalecer el Estado de Derecho para dar certeza a las inversiones extranjeras con el fin de robustecer los principales indicadores financieros.

“Es importante reducir la deuda, pues es la variable que permitirá medir el desarrollo de la economía en un escenario adverso”.

El origen

En la economía, la definición de cisne negro no se refiere a un ave. Es una metáfora creada por el investigador de finanzas Nassim Nicholas Taleb para referirse al impacto de sucesos altamente improbables pero que, de ocurrir, tengan un efecto extremo a nivel mundial.

En el libro que se publicó bajo el nombre El cisne negro: el impacto de lo altamente improbable, Taleb explica que es imposible predecir los sucesos, pero al mismo tiempo destaca la importancia de que los países deben estar preparados para enfrentar los eventos negativos.

La teoría del ensayista sostiene que los hechos inesperados también podrían afectar al sector empresarial de los diferentes países y en caso de enfrentar un cisne negro podrían estar expuestos a sufrir pérdidas financieras.

A lo largo de la historia algunos de los cisnes negros que desestibilizaron a la economía mundial fueron el desplome del mercado de valores de 1929, la Primera y Segunda Guerra Mundial, la crisis financiera de 2008, por referir algunos.


Notas relacionadas

Ene 3, 2019
Lectura 8 min

Expectativas2019

Motor turístico

Mara Echeverría y Nayeli Meza


Ene 3, 2019 Lectura 8 min

Comentarios