Reporte Indigo

ITALIA

El riesgo que viene

15-25%

de los votantes italianos se encuentran indecisos respecto a su intención de voto en el referéndum del domingo

Aunado a los factores que generan volatilidad en los mercados, ahora Italia está sacudiendo a los inversionistas con el referéndum que celebrará el próximo domingo sobre las reformas constitucionales que ha propuesto el primer ministro Matteo Renzi. 

 

Una de las implicaciones para la economía de Europa si se impone el “no” en este ejercicio es de incertidumbre y de presiones a los mercados. 

 

Lo anterior porque el primer ministro de centro izquierda ha relacionado el resultado del voto a su permanencia en el cargo. “Si pierdo, dimito”, declaró Renzi recientemente. 

 

En caso de que renuncie, la percepción de riesgo podría aumentar en forma importante: vendrán problemas de deuda, y tal vez planteamientos de salida de la Unión Europea una vez más, explicó Carlos Ponce, director de análisis de banco Ve por Más. 

 

La deuda pública de Italia representa el 132 por ciento del producto interno bruto (PIB), por lo que una crisis bancaria elevaría los costos de endeudamiento del país. De esa forma, los ingredientes para una crisis están presentes.

 

Detalló que además de temas recientes que han generado incertidumbre, preocupación, y volatilidad de los mercados, en 2017 la agenda política en Europa estará muy activa, siendo la reforma constitucional de Italia, el primer tema de la lista. 

 

El Economista en Jefe de Scotiabank, Mario Correa declaró que en caso de votar por el “no”, la salida del ministro Renzi sería bastante probable. 

 

“Tendría que haber un cambio de liderazgo en Italia, que está pasando problemas con su sistema financiero”, precisó. 

 

Como consecuencia, esto provocaría tensiones al interior de la Unión Europea, y sería un evento negativo para los mercados internacionales. 

 

“Sería inyectar incertidumbre adicional, con otro frente nuevo, en este caso en Europa”, apuntó. 

 

Expuso que para México una implicación vendría por el lado del tipo de cambio, porque la moneda es muy sensible a los cambios en la percepción de riesgo global.

 

“Si ésta percepción de riesgo global se ve afectada por este evento, también podría tener repercusiones sobre nuestro tipo de cambio”, agregó. 

 

Refirió que el referéndum sería un revés a los esfuerzos por la integración europea, porque la posibilidad de un cambio de régimen y de dirección en Italia, hacia un liderazgo más proteccionista es una posibilidad real. 

 

Caos político

 

Carlos Ponce explicó que en las últimas encuestas, el rechazo a la reforma de Renzi fue de 55 por ciento, frente a un  45 por ciento a favor. 

 

Pero existe un elevado número de indecisos, entre el 15 por ciento, y el 25 por ciento de los votantes. 

 

Esta tendencia ha llevado a especular que el populista movimiento Cinco Estrellas (M5S), liderado por Beppe Grillo, un cómico, podría llegar al poder. 

 

La reforma de Renzi, entre otras cosas, excluye al Senado del proceso legislativo, hasta ahora bicameral, para facilitar la gobernabilidad del país, y la tramitación de leyes. 

 

Algunos perciben el referéndum de Italia como el próximo escenario de la gran revolución populista internacional. 

 

El primer ministro planteó la reforma como un  paso “histórico”, ya que argumentó que permitirá abaratar el aparato político y acelerar y simplificar la actividad del Parlamento. 

 

El ex primer ministro, Silvio Berlusconi denunció que la reforma nació “como un traje a la medida para Rezi”, y ha advertido que reduce la democracia.

Exit mobile version