9
millones de unidades
fue lo que vendió Apple el año pasado con sus modelos de iPhone 5S y 5C en su primer fin de semana en un lanzamiento simultáneo con China

No siempre lo que es más grande es mejor, pero en el caso del iPhone 6 Plus esto parece ser verdad.

En su fin de semana de lanzamiento, Apple anunció que sus nuevos dispositivos móviles, tanto el iPhone 6 como el iPhone 6 Plus, vendieron en conjunto alrededor de 10 millones de unidades.

Las cifras superaron las expectativas de la misma empresa a cargo de Tim Cook, sobre todo si se toma en cuenta que los dipositivos móviles sólo fueron lanzados en 10 países en los que no se encuentra China.

Además, la empresa asegura que no vendieron más teléfonos sólo porque se les acabaron.

“Aunque nuestro equipo consiguió mejorar la producción como nunca antes, hubieramos podido vender más iPhones con una mayor oferta y estamos trabajando duro para satisfacer las órdenes de pedido tan pronto como sea posible”, dijo ayer Tim Cook.

En comparación, el año pasado Apple vendió alrededor de 9 millones de unidades de iPhone 5S y 5C, pero en esa ocasión China sí formó parte del lanzamiento.

Todavía no existe una fecha oficial en la que el iPhone estará disponible en México, pero la empresa espera que la siguiente semana sea lanzado en otros 20 países.

Más grande que grande

La característica más controversial del nuevo iPhone 6 Plus es sin duda el tamaño de su pantalla.

Anteriormente, los dispositivos móviles de Apple tenían una pantalla de 4 pulgadas. Este tamaño fue defendido por el fundador de la empresa, Steve Jobs, bajo el argumento de que hacerlo más grande sería incómodo para los usuarios.

Sin embargo, hoy en día los teléfonos celulares con pantallas grandes son los que registran un mayor crecimiento en ventas.

Por eso Apple decidió rectificar su dirección y puso una pantalla de 5.5 pulgadas a su nuevo celular. Esto causó críticas de Samsung, su principal competidor, que desde hace años vende celulares con pantallas grandes.

Después de este fin de semana queda claro que la nueva apuesta de Apple fue todo un éxito y que la empresa puede seguir creciendo.