Por tercera ocasión, Interjet canceló la totalidad de sus vuelos del fin de semana y los que tenía programados para el lunes, debido a la falta de combustible y revisión de sus aviones.

En total, la empresa canceló 36 vuelos a Monterrey, Cancún, Guadalajara y Mérida entre el 12 y 14 de diciembre.

Este viernes, la sección 15 de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) pidió al gobierno federal aplicar la requisa a Interjet debido a que, bajo la administración de Alejandro del Valle y Carlos Cabal, la aerolínea está en riesgo de quiebra.

Con una requisa, el gobierno impondría a Interjet la transferencia de la propiedad de bienes o su uso a través de una indemnización.

El líder del sindicato de Trabajadores, Francisco Joaquín del Olmo Velázquez, solicitó también el gobierno investigar por qué permitieron a Cabal y del Valle ser accionistas de una empresa concesionaria de un servicio público, cuando no tienen la capacidad para explotarla.


“De no realizarse la requisa, se asegura la pérdida de más de 7 mil millones de pesos que se le deben al gobierno en impuestos, además de ingresos anuales por más de 350 millones en IMSS e INFONAVIT, sin contar con los más de 8 mil millones de pesos anuales que se compran a empresas del Estado en combustible”.

Reprochó que los actuales accionistas de ADB Aerolíneas prometieron una inversión que no han cumplido.

“Anunciaron una inversión multimillonaria de más de 150 millones de dólares, que nunca llegó”, denunció del Olmo Velázquez, y advirtió que la falta de pago de salarios durante casi tres meses está orillando a los trabajadores a cesar sus actividades.

En octubre, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) embargó las cuentas, automóviles y marcas de Interjet por el incumplimiento del pago de 2.9 millones de pesos en impuestos.

El SAT realizó 20 embargos a propiedades de ABC Aerolíneas, quien no pagó el impuesto sobre la renta retenido a sus trabajadores ni el impuesto al valor agregado, así como las multas, durante 2017, 2018 y 2019. Alejandro del Valle confirmó la situación a sus trabajadores sindicalizados: 


“No se tienen recursos para pagar los impuestos y nadie invierte, porque los impuestos generan un bloqueo dentro de la empresa y por eso tenemos una interventora de ley y tenemos todo embargado, que es de ley, y hasta las acciones de la empresa”.

Pese a la solicitud enviada por el sindicato al gobierno de México, el gobierno ha manifestado que no tiene intenciones de rescatar a ninguna empresa; por lo que se prevé que este lunes los trabajadores se manifiesten frente al Palacio Nacional para exigir al gobierno federal tomar el control de la empresa.

Te puede interesar: Con retrasos y algunas cancelaciones, Interjet retoma operaciones 5 días después