Querido Servicio Postal: los estadounidenses desean elecciones limpias. En menos de tres meses, la mayor potencia económica del mundo elegirá presidente. Los dos nombres que se mantienen a la cabeza son Donald Trump, quien busca preservar su lugar en la Casa Blanca, y Joe Biden, que en los últimos meses acumuló gran popularidad entre los votantes, a pesar de la pandemia.

Sin embargo, en vísperas de los comicios la mayor amenaza se cierne sobre el Servicio Postal de Estados Unidos (USPS, por sus siglas en inglés), ya que hasta el 50 por ciento de los ciudadanos votarán a través de esta vía por las restricciones a causa de la crisis sanitaria.

+150

millones de votantes están registrados en EU

La cifra de electores por mensajería tradicional será un hito en contraste con los comicios de 2016 y 2018, cuando aproximadamente una cuarta parte de los sufragios llegó por correo, de acuerdo con estimaciones del profesor de la Universidad de Florida, Michael McDonald.

La participación del Servicio Postal será crucial para garantizar que millones de boletas lleguen a su destino final y regresen a las manos de los funcionarios electorales.

Las preocupaciones radican en las demoras que experimenta la oficina postal desde hace meses, las cuales se incrementaron cuando Louis DeJoy asumió el cargo como nuevo director general del servicio.

Medios estadounidenses reportan que gran parte de los retrasos son consecuencia del retiro masivo de máquinas clasificadoras en las instalaciones, además de que a los trabajadores se les dio la instrucción de no tomar rutas que demoraran más tiempo del establecido y se les prohibieron horas extras, aun cuando 40 mil de sus empleados estuvieron en riesgo de contagiarse del virus.

7.3

millones de personas trabajan en el Servicio Postal estadounidense

Los demócratas encabezados por Nancy Pelosi sugieren que el presidente Trump y su aliado DeJoy intentan socavar al USPS antes de las elecciones del próximo 3 de noviembre, con el objetivo de que el republicano gane la reelección.

Los reclamos de la oposición están sustentados en las críticas del mandatario, quien en diversas ocasiones ha cuestionado la existencia de la agencia gubernamental más popular en Estados Unidos. Alrededor del 90 por ciento de la población en el país aprueba sus funciones, según Pew Research Center.

Incluso, la semana pasada el presidente Trump reconoció abiertamente que estaba bloqueando 25 mil millones de dólares en ayuda solicitada para la oficina porque quería dificultar la votación por correo, al considerar que se abre una puerta para que ocurra un fraude electoral.

El representante del Partido Republicano en México, Larry Rubin, asegura que el mandatario no busca manipular la elección, sino protegerla.


El partido demócrata está tratando de usar el tema de las actuales demoras en el correo para atacar al presidente Donald Trump y su campaña, por eso él decidió poner a un experto al frente del Servicio Postal para que la operación sea efectiva y eficiente

Larry Rubin

Partido Republicano en México

Cambio de sello

La participación del Servicio Postal en los comicios no es nueva, de hecho, George Washington fue uno de los primeros que utilizó este canal con el objetivo de que los electores estuvieran bien informados.

Hoy, los demócratas instan a los votantes a participar mediante el correo como una forma de protegerlos de la pandemia, algo que, según ellos, el inquilino de la Casa Blanca está saboteando.

Al interior del servicio las versiones se cruzan, ya que algunos de sus funcionarios aseguran que el sistema está preparado para recibir incluso las 150 millones de boletas de los votantes registrados en la Unión Americana, mientras que otros advierten que no pueden garantizar que las papeletas lleguen a tiempo de regreso para ser contadas.

El reto no será sencillo al tomar en cuenta que cada día las oficinas de correos reciben un volumen de casi 500 millones de piezas.

Al cierre del año pasado los ingresos operativos se ubicaron en 71 mil 100 millones de dólares, con un volumen de correo de 142 mil 600 millones de piezas que se movilizaron en 160 millones puntos de entrega.

La votación por correo universal se ejerce en Washington, Oregon, Colorado, Hawaii, y Utah, y en los estados de Nevada, California y Vermont comenzará en noviembre, pero en el resto aún quedan dudas sobre si sus oficinas locales tendrán la capacidad para administrar una gran cantidad de votos.

Conforme se acerca la fecha de las elecciones los demócratas y los republicanos afilan más sus espadas, pues saben que en el campo de batalla solo uno saldrá victorioso.

Larry Rubin considera que los argumentos de los demócratas a favor de financiar más al servicio tienen otro fin político.

“A los demócratas no les ha preocupado endeudar el país y lo que busca la administración del presidente Trump es mejorar el desempeño del servicio y que deje de ser un barril sin fondo como lo ha sido en los últimos años”.

El amigo de Trump en el Servicio Postal

Louis DeJoy es el nombre que fue elegido para convertirse en el 75º director general de Correos en Estados Unidos. El funcionario comenzó su gestión en junio pasado y antes de convertirse en el líder de la oficina construyó durante 35 años una carrera en el sector de la logística.

En la década de los 80, el empresario convirtió a la empresa de su fallecido padre, New Breed Logistics, en pionera a nivel nacional en servicios de logística y suministro.

Sin embargo, para 2014 vendió la compañía con más de siete mil empleados a XPO Logistics por una suma de 615 millones, los cuales invirtió una buena parte para crear su propia empresa inmobiliaria y de consultoría, LDJ Global Strategies.

228 mil

vehículos es la flota del organismo

La Oficina de Ética Gubernamental de Estados Unidos reporta que la fortuna de DeJoy oscila entre los 30 y 75 millones de dólares, fruto de diversas inversiones en negocios que compiten con el Servicio Postal.

Desde el 15 de junio que tomó las riendas de la oficina principal de correos anunció una serie de recortes bajo el argumento de mejorar las finanzas de la empresa.

Las críticas por parte de los demócratas provocó que el receso legislativo terminara antes de tiempo, debido a que el director aceptó testificar ante el Congreso estadounidense la próxima semana.

48

por ciento del correo mundial es procesado y entregado por el Servicio Postal de EU

Larry Rubin manifiesta que la estrategia de Louis DeJoy está basada en mejorar el funcionamiento del Servicio Postal y su experiencia en el sector le permitirá concretar sus planes en el corto plazo.

Él ha estado en empresas que compiten directamente con el sistema de correos de Estados Unidos y su visión ayudará a que se pueda mejorar la oficina de forma cuantificable y con ello se reduzcan las pérdidas”.

También puedes leer: Ex abogado de Trump revela fraudes y prácticas sexuales inusuales en nuevo libro