Este jueves, la compañía refresquera Coca-Cola superó sus expectativas de ingresos para este trimestre después de la reapertura de cines y restaurantes, que se mantenían cerrados por la pandemia de COVID-19.

Los ingresos trimestrales de la compañía se vieron beneficiados tras el regreso parcial de actividades públicas.

Según datos de IBES de Refinitiv, los ingresos netos de Coca-Cola cayeron un 9 por ciento a 8 mil 700 millones de dólares en el tercer trimestre, por encima de la estimación promedio de analistas de 8 mil 360 millones.

Por otra parte, la ganancia neta atribuible a los accionistas bajó a mil 740 millones de dólares, o 40 centavos de dólar por acción, desde una utilidad de 2 mil 590 millones de dólares, o 60 centavos de dólar por papel, con respecto al mismo periodo de 2019.

TE SUGERIMOS: COCA COLA Y SUS REFRESCOS SUFREN DESPLOME DE VENTAS EN MÉXICO POR PANDEMIA

Pese a que las ventas orgánicas cedieron 6 por ciento en el tercer trimestre, finalizado el 25 de septiembre pasado, mejoraron con respecto a la caída de 26 por ciento, registrada en el segundo trimestre.

Debido a esta mejoría en sus ingresos, las acciones de la refresquera subieron 2 por ciento.

La compañía informó un repunte en sus marcas como Coca-Cola y Coca-Cola Zero Sugar.

“Si bien aún quedan muchos desafíos por delante, nuestro avance en el trimestre me da la confianza de que estamos en el camino correcto”, mencionó James Quincey, CEO de la empresa en un comunicado.

Durante la época en la que las medidas de confinamiento eran más estrictas, Coca-Cola lanzó un plan de reestructuración en el que incluyó retiro de algunas de sus bebidas, recortes de empleos y un mayor enfoque en sus productos más populares.