El INEGI reportó que la inflación presentó un incremento de 0.17 por ciento en la primera quincena de marzo, respecto de la quincena inmediata anterior.

La variación del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que mide la inflación, registró un avance del 3.89 por ciento en términos anualizados.  

 Para el mismo periodo del 2013, el alza del INPC había sido de 0.52 por ciento en términos quincenales, mientras que la variación anualizada fue de 4.12 por ciento. 

El dato inflacionario fue menor al esperado, ya que un consenso de analistas esperaba un alza quincenal de 0.19 por ciento para la primera quincena de marzo.  

La encuesta sobre expectativas económicas que Banco de México realiza al sector privado indicó en su reporte de febrero un ajuste a la baja en la perspectiva de inflación para 2014, respecto a lo esperado en enero.

El índice de precios subyacente, que excluye productos agropecuarios y energéticos, creció 0.11 durante la última quincena de marzo, mientras que su avance anualizado fue de 2.84 por ciento. 

En lo que respecta al índice de precios no subyacente, se destaca un alza en las frutas y verduras de 0.98 por ciento en términos quincenales.  

El limón fue el producto de mayor incidencia en la inflación general, pues su precio presentó una variación quincenal de 21.55 por ciento.

En términos anualizados, los componentes energéticos del Índice Nacional de Precios al Consumidor se incrementaron en 9.80 por ciento. La variación quincenal de este rubro fue de 0.45 por ciento.