Inflación estable, insuficiente para dinamizar economía

El Banco de México está preparado para hacer su parte y defender el valor del poder adquisitivo de la moneda nacional, pero advierte que este no es el único requisito para dinamizar la economía mexicana

Tener una inflación baja y estable es una condición necesaria para que México alcance el desarrollo económico, advierte Banxico

Tener una inflación baja y estable es una condición necesaria para que México alcance el desarrollo económico, advierte Banxico

Comparte esta nota

Tener una inflación baja y estable es una condición necesaria para que México alcance el desarrollo económico, pero no es es el único elemento que permite este entorno y el Banco de México (Banxico) así lo advierte.

La institución que define la política monetaria del país afirmó que tomarán las acciones necesarias para evitar el continuo incremento de la inflación, pero advierte que esto no será suficiente y para alcanzar un mayor dinamismo económico es necesario generar “un entorno favorable para la inversión, fortalecer el Estado de Derecho, abatir la corrupción y combatir la inseguridad”, entre otros elementos.

“Para generar un crecimiento elevado y sostenido también se requiere mantener un entorno de finanzas públicas sanas y sostenibles, así como de un arreglo institucional que promueva mejoras en la productividad, la acumulación de capital físico y humano y, en general, una mayor competitividad de la economía en su conjunto”, señala Banxico en su Programa Monetario para 2022, que presentó esta semana al Congreso de la Unión.

El documento señala que la economía mexicana continuará enfrentando un entorno incierto toda vez que la pandemia “sigue su curso”, además de tener importantes desafíos estructurales.

“En el corto plazo, persiste el reto de alcanzar una recuperación generalizada y sostenida de la economía y el mercado laboral”, apunta.

Sin embargo, controlar estos elementos que menciona el banco central mexicano para acompañar a la contención de la inflación y con ello alcanzar un mayor dinamismo económico ha sido un constante reto para los gobiernos en turno.

Por ejemplo, abatir la corrupción es uno de los objetivos principales del Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador y sin embargo el país es el peor evaluado por Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El estudio señala que en una escala de cero a 100, México obtuvo una calificación de 31 puntos, en gran medida impulsada por la falta de una sanción penal en casos de corrupción, recuperación de activos desviados y reparación del daño a las víctimas en casos emblemáticos como la Estafa Maestra y Odebrecht, por mencionar algunos.

En ese sentido el organismo internacional recomienda que el Gobierno federal aproveche el amplio apoyo social en materia de combate a la corrupción para enfrentar las redes que se especializan en este delito, así como generar investigaciones y sanciones efectivas.

El combate a la inseguridad también ha representado todo un reto para la administración actual y la disminución de los índices de delitos ha sido poco notable. Por ejemplo, durante diciembre de 2021 aumentó 12.3 por ciento la incidencia delictiva comparado con diciembre de 2020 y delitos como el homicidio doloso, la extorsión, el robo a casa habitación, el robo de vehículo y el robo a transeúnte aumentaron en comparación con ese mismo mes del 2020.

Impacto de la inflación

El banco central mexicano aseguró a través de su Programa Monetario para 2022 que tomará las acciones que se requieran para propiciar la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta establecida de tres por ciento.

Durante la primera quincena del 2022 el dato del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 7.13 por ciento comparado con el mismo periodo de 2021, este dato indica una desaceleración desde la última quincena de 2021 en la que la inflación ascendió a 7.26 por ciento, además de sumarse tres quincenas a la baja desde su pico en 7.70 por ciento que se registró en noviembre del año pasado.

Banxico recordó que la inflación no sólo reduce el poder adquisitivo de la moneda y salarios reales, sino que afecta la planeación de mediano y largo plazos de los agentes económicos, la asignación de recursos en la economía, incrementa el costo real del crédito y afecta la estabilidad del sistema financiero.

Bajo este escenario, análisis de mercado pronostican que los integrantes de Banxico incrementen la tasa de interés interbancario a un día hasta 50 puntos base en su próxima decisión de política monetaria programada para el 10 de febrero de 2022, la primera en ser encabezada por Victoria Rodríguez Ceja, nombrada gobernadora del banco central en noviembre del año pasado.

En el documento el Banxico señala que la evolución de la inflación ha estado sujeta a choques considerables y esperan que esta descienda a lo largo del 2022 y para el segundo semestre de 2023 alcance la meta del tres por ciento

“Durante 2022 la política monetaria pondrá atención a la evolución de los distintos choques que han presionado a la inflación, evaluando en qué medida se observe una mitigación de estos conforme las condiciones económicas se normalicen”, señaló en el documento Banxico.

También puedes leer: Persiste escenario complicado por inflación en 2022

Salir de la versión móvil