La inflación empieza a ceder, pero los costos de los alimentos en el país siguen en ruta ascendente. Actualmente siete de cada 10 familias mexicanas están teniendo problemas para poder costear los productos de la canasta básica.

Los diferentes grupos alimentarios encabezaron en octubre el avance de la inflación de acuerdo con los datos presentados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Para el décimo mes del 2022 se registró la primera disminución en la inflación general anual al pasar de 8.70 por ciento a tasa anual en septiembre a 8.41 por ciento, en tanto que en su variación mensual, la inflación en octubre registró un incremento de 0.57 por ciento,de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Predicciones como la de Monex, apuntan a que la inflación general podría tener otro descenso significativo en noviembre, pero la posición del ciclo inflacionario sigue siendo de vulnerabilidad.

“Será necesario tener cautela hasta que se recabe mayor evidencia de que la dinámica de precios efectivamente ha llegado a un punto de inflexión”, advierte Monex.

La atención, en todo caso, está enfocada en los resultados de octubre de la inflación subyacente, el subconjunto de precios que no están sujetos a la estacionalidad o alta volatilidad y excluye a productos agropecuarios y energéticos. Para el mes pasado este indicador registró un avance de 8.42 por ciento anual y 0.63 por ciento mensual, cifras que superan a la inflación general.

En el caso de la inflación no subyacente, que incluye bienes y servicios que no responden directamente a condiciones de mercado, registró una disminución al pasar de 9.96 por ciento a tasa anual en septiembre a 8.36 por ciento en el mes pasado; en tanto que en su variación mensual se registró un aumento de 0.38 por ciento.

Los productos y servicios básicos que registraron el mayor aumento durante el décimo mes del año fueron la electricidad con un incremento mensual de 17.46 por ciento, la calabacita con 23.16 por ciento, el jitomate con 18.80 por ciento, el azúcar con 5.15 por ciento, la tortilla de maíz al incrementar en 1.62 por ciento respecto al mes previo y la leche pasteurizada y fresca con 1.53 por ciento.

Canasta básica de “lujo” opr inflación

Esta persistencia en los aumentos de los costos de alimentos y productos básicos es considerada alarmante, sobre todo si se toma en cuenta que 38.3 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza laboral, es decir, que el ingreso de un hogar no es suficiente para alimentar a todos sus miembros.

Datos de la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) advierten que siete de cada 10 mexicanos no pueden comprar productos de la canasta básica en tanto que 722 por ciento de los dueños de los pequeños comercios han notado un menor consumo por parte de sus clientes.

Estos datos advierten que las medidas de refuerzo al Paquete Contra la Inflación y la Carestía (Pacic), para mantener el precio de la canasta básica en mil 39 pesos hasta el 28 de febrero de 2023, han sido poco efectivas.

Este acuerdo exime a 15 productores del pago de impuesto general de importación y los trámites del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad (Senasica) y de la Comisión Federal para Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Sin embargo, los escasos resultados de este programa podrían estar relacionados a la falta de impulso a la productividad nacional, medidas de emergencia para quienes pasen hambre, inclusión de las micro, medianas y pequeñas empresas y una acción coordinada con autoridades monetarias y fiscales, advierte México ¿Cómo vamos? a través de su análisis “Las Omisiones del Pacic”.

Te puede interesar: “Es poquito pero bendito”: AMLO celebra reducción de la inflación durante octubre según el INEGI