Jugar ya no es cosa de niños, al menos ya no es una actividad exclusiva para ellos. Los adultos, especialmente los que pertenecen a la generación millennial (entre 25 y 40 años) tienen un arraigado vínculo con los juguetes que incrementó con la pandemia por COVID-19. 

De hecho, la industria de los juguetes ha puesto una especial atención en estos usuarios que demandan cada vez más juegos de mesa, rompecabezas, figuras de acción, piezas coleccionables, playeras con personajes fantásticos  o de series animadas y todo tipo de memorabilia. 

El retorno a casa de los adultos, debido a las medidas de confinamiento aplicadas en casi todos los países para tratar de contener la expansión del virus del SARS-CoV-2, aumentó las ventas de juguetes para los adultos. 

La empresa de juguetes armables Lego, por ejemplo, reportó a mediados de 2020 que sus ventas globales aumentaron en siete por ciento, tan sólo en sus productos enfocados en los adultos pese al cierre de las tiendas de juguetes en diversas latitudes, de acuerdo con un informe de la compañía presentado en septiembre. 

Entre los productos de Lego enfocados para los adultos están kits de armado complejo con marcas de automóviles o un set basado en la serie cómica de la década de 1990 Friends, que por cierto fue el kit más vendido durante el confinamiento. 

TE SUGERIMOS: SUSTENTABILIDAD EN LOS JUGUETES E INVERSIÓN DE LEGO EN ESTE TEMA

El mercado de juguetes enfocados en adultos también está floreciendo en México e incluso no sufrió afectaciones severas por la pandemia de COVID-19, sino que se adaptó y encontró un auge en las ventas en línea. 

Epicland, una empresa de venta de juguetes y memorabilia, reportó un crecimiento a doble dígito en sus ventas online, mientras sus sucursales en diferentes partes del país estuvieron cerradas por las medidas de confinamiento. 

“Epicland tiene 10 años operando y los primeros años estábamos muy enfocados en el nicho de los coleccionistas la mayoría de las piezas que teníamos en nuestra tienda sí eran figuras muy exclusivas con un precio muy elevado, pero nos dimos cuenta que había oportunidad de abarcar todo el mercado. Ahora (gran parte de nuestros clientes) son personas de entre 20 y 35 años que cuando eran niños les gustaba algo y ahora que ya son grandes ya tienen un poco más de poder adquisitivo y lo pueden comprar”, explica Karen González, gerente de marketing de Epicland. 

Aunque los coleccionistas forman parte del 20 por ciento de sus clientes, más del 50 de sus compradores son considerados como “modistas”, es decir, aquellos compradores que siguen tendencias de música, películas o series y buscan adquirir artículos relacionados, en tanto que 30 por ciento se les conoce como “patrocinadores, personas que compran artículos para regalarlos. 

Para 2021 este mercado seguirá creciendo sobre todo a través de las ventas en línea, señala González.