Esta licitación de la Red Compartida comprende el uso de la banda de alta calidad de 700 Mhz, así como el contrato de una asociación público privada para construir una red nacional móvil de tecnología 4G LTE, la cual podrá ser rentada a otros operadores
La licitación de la banda de 2.5 Ghz  ha sido cambiada para coincidir con la licitación de la Red Compartida, referida por el gobierno mexicano como ‘el proyecto de telecomunicaciones más grande en la historia de México’  

El Instituto Federal de Comunicaciones (IFT) decidió posponer la licitación de la banda de 2.5 Ghz hasta el tercer trimestre del 2017. Esta parte del espectro, ideal para ofrecer servicios de transmisión de datos a alta velocidad, fue recuperada por el Estado mexicano en el 2012, cuando le retiró la concesión a 11 compañías, incluida MVS Comunicaciones.

 

La revocación se justificó con el argumento de que estas compañías estaban subutilizando el espectro, generando costos sociales derivados de esta ineficiencia. MVS Comunicaciones mantuvo la concesión de la banda de 2.5 Ghz durante dos décadas, sin embargo, el Estado alegó que no había invertido lo suficiente para desarrollar servicios de transmisión de datos de última generación.

 

La decisión del gobierno, que utilizó la figura legal de rescate de la concesión por primera vez,  dio lugar a un enfrentamiento con MVS Comunicaciones en tribunales. En el 2013, la empresa alcanzó un acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en la que se le retiraría la mayor parte de los 190 Mhz de la banda, pero aún tendría derecho a utilizar 60 Mhz para ofrecer un nuevo paquete de servicios de telecomunicaciones.

 

Ahora, de acuerdo al comisionado Adolfo Cuevas, la licitación de la banda de 2.5 Ghz  ha sido cambiada para coincidir con la licitación de la Red Compartida, referida por el gobierno mexicano como “el proyecto de telecomunicaciones más grande en la historia de México”.

 

Esta licitación comprende el uso de la banda de alta calidad de 700 Mhz así como el contrato de una asociación público privada para construir una red nacional móvil de  tecnología 4G LTE, la cual podrá ser rentada a otros operadores.

 

A través de un comunicado, el IFT refirió: “Estas modificaciones a las fechas permitirán una mayor concurrencia al proceso licitatorio, incluido, en su caso, el ganador del concurso de la Red Compartida que lleva la SCT, previsto ahora para finalizar en enero del 2017, conforme al calendario recientemente modificado por esa secretaría”.

 

Evaluación necesaria

 

El organismo regulador agregó que está estudiando el proceso integral de la licitación, evaluando aspectos como el tamaño de los bloques a licitar, el mecanismo de licitación, el tipo de bloques, la cantidad de espectro que será puesto a disposición del mercado, el valor mínimo de referencia, etc.

 

Además, el IFT considera que la integración del proceso licitatorio con el concurso de la Red Compartida proveerá información relevante respecto a los términos para la emisión de la convocatoria y las bases de la licitación de la banda de los 2.5 Ghz.

 

Este proceso forma parte de la reforma de telecomunicaciones, abocada a incentivar la competencia en el sector y acotar la preponderancia de participantes del mercado como América Móvil.