Históricamente, cada gran avance industrial tiene a su genio, que eventualmente se vuelve multimillonario. La revolución energética de Estados Unidos, potenciada por el gas shale, tiene en Harold Hamm a su máximo exponente. Sin embargo, el magnate ganó la atención de los medios por sus problemas maritales al disputar con su esposa el divorcio más caro de la historia. 

> Méritos propios
Los inicios del rey del gas shale fueron humildes. Harold Hamm nació en Oklahoma en 1945, es el hijo menor de una familia de 13 hijos. A pesar de ser de familia numerosa, durante su infancia vivió en una casa con un solo cuarto. En su juventud trabajó como recolector de algodón, despachador de gasolina y reparador de neumáticos.  Con apenas un título de bachillerato, fundó su compañía de servicios de logística en 1966.

> Genio energético
Harold es conocido por ser el primer gran empresario que produjo gas shale de manera rentable, particularmente el gas extraído de la cuenca Bakken, en Dakota del Norte. Actualmente produce 150 mil barriles de petróleo diarios, controlando un nivel de producción únicamente a la disposición de reyes o dictadores. En los últimos cinco años ha duplicado la producción de su firma y espera doblar la cantidad actual en los cinco años siguientes.

> Líder en desarrollo
En el 2011, Hamm concedió una entrevista a The Wall Street Journal que fue titulada “Cómo Dakota del Norte se convirtió en Arabia Saudita”. Las operaciones de Continental Resources contribuyeron en gran medida a que dicho estado registrara el mayor crecimiento en Estados Unidos desde la crisis del 2008. La medición ubica a esta entidad como líder nacional en empleos, ingreso personal, precio de bienes raíces y recaudación fiscal.

> Fortuna petrolera
Forbes ubica a Harold Hamm en el sitio 34 de los hombres más ricos del planeta. La fortuna de Hamm está prácticamente basada en el valor de sus acciones de Continental Resources, una compañía de casi 29 mil millones de dólares, en la cual mantiene una participación del 70 por ciento. El valor de sus títulos ha crecido en más de 400 por ciento en los últimos cinco años y fue asesor energético del republicano Mitt Romney.

> Matrimonio costos
El pionero energético podría enfrentar el divorcio más caro de la historia, el cual podría costarle hasta 17 mil millones de dólares, lo suficiente para situar a su exesposa entre las 20 mujeres más ricas de Estados Unidos. Sue Ann Hamm, su segunda esposa, lo demandó en el 2012 ocasionando una caída de 3 por ciento en las acciones de Continental Resources. Todo parece indicar que Hamm no firmó un acuerdo prenupcial.