Gruma frena sus operaciones en Ucrania y Bimbo en la incertidumbre; ¿qué pasará?

Gruma explicó que sus clientes que se surten desde Ucrania serán abastecidos desde sus plantas en Italia y Turquía debido al escenario bélico

Comparte esta nota

Este jueves, Gruma frenó sus operaciones en Ucrania en medio del escenario de los ataques militares que inició Rusia desde el miércoles, por lo que la planta ubicada en Cherkassy, Ucrania, se detendrá debido a que se encuentra a menos de 600 kilómetros de los lugares difíciles del conflicto.

Durante una pronunciación con El Financiero, Gruma explicó que sus clientes que se surten desde Ucrania serán abastecidos desde sus plantas en Italia y Turquía debido al escenario bélico y de invasión por parte de Rusia.

“Dado que esta mañana se cerró el puerto de Odesa, por el cual movemos nuestros productos hacia otros países, se decidió detener la operación de la planta”, comunicó.

Y es que Ucrania en conjunto con las operaciones de Italia y Turquía, ayudan a abastecer la región de Medio Oriente y Norteamérica, además que la división de Gruma en Ucrania representa el 8 por ciento de las ventas en Europa y 0.6 por ciento de las ventas en el mundo.

Por otro lado, la planta que se ubica en Cherkassy es una de las 73 plantas que Gruma opera en el mundo y opera por medio de su filial Azteca Milling, que surgió luego de la compra de Altera en marzo del 2010, el principal productor y comercializador de granos de maíz en dicho mercado y de la que tiene una planta en el país.

Asimismo, un caso similar es el de Bimbo, que también se encuentra en el medio del fuego cruzado, además que el volumen de ventas de la empresa en Europa, en donde incluye a Ucrania y Rusia, aumentó 17 por ciento a 108 mil toneladas métricas durante el cuarto trimestre de 2021.

Lee: Gruma dejará las importaciones de maíz de EU y comprará en Tamaulipas

En ese sentido, tanto Gruma como Bimbo han realizado sus respectivas inversiones en el sector agroalimentario ucraniano, de acuerdo con la embajada del país en México, aunque no detalla los montos.

Por un lado, mientras Gruma ya se pronunció, Bimbo todavía no ha alertado sobre cierres de plantas en ninguno de los dos países, tanto en Rusia como en Ucrania.

Sin embargo, ya han surgido algunas proyecciones sobre los impactos que tendrá la invasión rusa en los precios de los energéticos y de algunas materias primas clave para las dos empresas mexicanas, como el trigo y el maíz.

Salir de la versión móvil