Ahora los griegos buscan formas de gastar sus ahorros para evitar que desaparezcan en caso de una devaluación o quiebra de los bancos

Las negociaciones entre Grecia y sus acreedores mantienen limitado el comercio del país y la población realiza compras extravagantes.

El programa de control de capital del gobierno griego no sólo restringe a 60 euros el monto total que se puede retirar de los cajeros al día, si no también bloquea todas las transacciones electrónicas de dinero.

De tal modo, portales como PayPal, Amazon y iTunes dejaron de aceptar pagos con tarjetas de crédito o débito reduciendo aún más las opciones que tiene la población para gastar su dinero. 

En medio del caos, los griegos buscan formas de gastar sus ahorros para evitar que desaparezcan en caso de una devaluación o quiebra de los bancos. La compra de equipos electrónico es la “inversión” más utilizada en estos momentos en Grecia debido a que este tipo de productos preserva más tiempo su valor.

 Entre los artículos más destacados se encuentran las computadoras Mac de la empresa Apple y las consolas de videojuegos, como el Playstation de Sony, en lugares donde tienen todavía aceptan tarjetas de crédito o débito.

 Las personas sienten miedo de que si no se gastan el dinero que tienen en el banco, después no podrán retirarlo. Con la compra de estos productos garantizan cuando menos algún tipo de bien que después podrán revender en el mercado de segunda mano y obtener algo de dinero en tiempos de escasez.

 Además de estas compras estratégicas, los griego también han “saqueado” los supermercados en búsqueda de productos básicos.

 Actualmente las negociaciones entre la Unión Europea y Grecia siguen su curso, por lo que se espera que la volatilidad se mantenga en los próximos días.