Su llegada sentó un precedente. Graciela Márquez derrumbó el esquema establecido en la administración pública al convertirse en la primera mujer en encabezar la Secretaría de Economía (SE), resultado de años de trabajo en el mundo académico.

Desde el inicio, la funcionaria encontró sobre su escritorio una larga lista de pendientes y desafíos que incluían aspectos complejos, pero nunca una pandemia que pondría en riesgo el ingreso de millones de familias y el desarrollo del país.

“El impacto del COVID-19 es inédito, siempre buscamos referentes, sin embargo, esta crisis no se parece a nada. La economía se enfrenta a retos muy importantes en crecimiento y empleo”, asegura la secretaria Graciela Márquez en entrevista con Reporte Índigo.

Aun cuando el panorama luce desafiante, la funcionaria asegura que la vacuna para sacar adelante al país está conformada por el recién estrenado T-MEC y una política social enfocada en crear una red de contención para los grupos más vulnerables.


El gobierno planea entregar un millón de apoyos a empresas familiares a través de los créditos a la palabra

Mientras que las oportunidades que se presentan en medio de esta crisis destaca la exploración de la industria de los datos y fomentar el trabajo en casa.

La estrategia de la guardiana de la economía se basa en tres pilares fundamentales: diversificar, innovar e incluir, aspectos que están presentes en las políticas que se crean desde la SE y que forman parte del Gobierno federal.

La trayectoria de Márquez se mueve entre los números y la historia. Considera a la academia un mundo democrático y que la ha abrazado desde 1991, pero al hablar de su actual puesto y las responsabilidades que conlleva es evidente la importancia que tiene en su vida.

83,311

personas perdieron su empleo en junio

“Encabezar la SE es como cumplir un sueño. El nirvana de los economistas es Economía, Hacienda y Banxico, y hacerlo como mujer es un gran orgullo personal, aunque creo que esto se normaliza un poco cuando el 50 por ciento de los puestos del gabinete son ocupados por funcionarias”, comparte.

La economista recuerda el día en que tuvo la oportunidad de coincidir con Christine Lagarde durante la Exposición Internacional de Importación en China (CIIE, por sus siglas en inglés).

Uno de los puntos clave de su charla fue explicarle a la actual presidenta del Banco Central Europeo (BCE) cómo estaba conformado el gabinete con la satisfacción de compartirle que era paritario por decisión del Presidente de México, no por un tema de legislación.

Aunque desde el gobierno se dieron pasos para romper más techos de cristal, la doctora en Historia Económica por la Universidad de Harvard comenta que al mirar hacia el sector privado esto aún no se refleja, debido a que es muy común que se reúna con grupos de empresarios donde ella es la única mujer en la sala.

Fortalecer los vínculos, el reto para Graciela Marquez

Graciela Márquez acompañó al presidente Andrés Manuel López Obrador durante su visita a Washington con motivo de la entrada en vigor del T-MEC.

Para la secretaria este encuentro representó el cierre de un importante ciclo porque, aun cuando el documento se firmó el 30 de noviembre de 2018 en el marco de la Cumbre de Líderes del G20 en Argentina, el trabajo que se realizó después de esa fecha fue crucial para consolidar el tratado.

A pesar de los cuestionamientos que se le hacen al nuevo acuerdo comercial, la funcionaria destaca que uno de los mayores beneficios para México es que brinda certezas de que se tendrá una relación con Estados Unidos y Canadá mucho más sólida, además de que el país del águila puede seguir fortaleciendo su plataforma exportadora con nuevas reglas que abren oportunidades para sustituir importaciones.

“No solo se trata comerciar libremente entre nosotros, sino se está fomentando un comercio que se traducirá en mayor competitividad para América del Norte. Hoy no hay ningún país que tenga una palanca de esta naturaleza para su recuperación. El T-MEC no es una cosa menor y menos en este momento”, detalla.

Cuidar todos los frentes

La crisis sanitaria ha dejado sin empleo a más de un millón de personas y se espera que la economía no se recupere hasta al menos el 2025. Para enfrentar esta situación el Gobierno federal puso en marcha una serie de estrategias.

El programa Crédito a la Palabra está enfocado en apoyar a pequeñas y medianas empresas (Pymes). Hasta el 10 de julio, la Secretaría de Economía ha entregado un monto acumulado de 18 mil 090 millones de pesos, a través de 733 mil 096 cuentas activadas.

733,096

cuentas se han activado con el programa Crédito a la Palabra

Graciela Márquez asegura que todos los días trabajan muy de cerca con el sector empresarial y hay entusiasmo para invertir en México. También reconoce que públicamente ha habido un distanciamiento, pero todos los días sostienen reuniones con la iniciativa privada.

A poco más de un año y medio de gobierno la secretaria de Economía asegura que los empresarios entendieron cómo trabaja cada una de las partes y asegura que la puerta de su oficina siempre estará abierta para recibirlos.

“La inversión privada es mucho más importante que la pública porque genera riqueza que se reparte en salarios y ganancias. Vemos a los empresarios invirtiendo y entendiendo una nueva forma de gobierno que busca respetar y tener piso parejo. Todos los empresarios apuestan por un México más próspero”.

También puedes leer: Banxico advierte sobre “severo deterioro” de la economía mexicana