La oleada de fusiones y adquisiciones de la industria farmacéutica global de inicios de la década de los 2000 ha vuelto.  

La disponibilidad de efectivo ha permitido que las grandes firmas del sector salgan de compras en busca de la generación de valor. 

Pfizer se encuentra en negociaciones para adquirir Astra Zeneca, en aras de consolidarse como la firma farmacéutica más grande del mercado.  

Astra Zeneca ha rechazado la puja de Pfizer en dos ocasiones, según un comunicado enviado al mercado de valores de Londres.   

La última oferta, propuesta en enero y valuada como la posible adquisición más grande en la historia de la industria, rebasó los 98 mil millones de dólares.  

En un comunicado, Astra Zeneca declaró que la propuesta de compra subvaluaba significativamente a la compañía.  

Ante la negativa, Pfizer dijo que evaluaría alternativas, sin embargo un consenso de analistas ve altamente probable la ejecución de la adquisición a un precio más alto que el de la oferta original. 

La semana pasada, Novartis y GlaxoSmithKline confirmaron una serie de acuerdos por más de 20 mil millones de dólares. 

Ambas farmacéuticas intercambiaron negocios, además de que establecieron sinergias en sectores estratégicos.

De manera paralela, Valeant Pharmaceuticals International, apoyado por la gestión del inversor activista Bill Ackman,  compró Allergan Inc.

La operación da origen a un gigante de la industria, pues ambas firmas poseen una capitalización de mercado superior a los 40 mil millones de dólares.