¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

ECONOMÍA

Frente en común de empresarios contra el Covid-19

Nayeli Meza Orozco

Los empresarios cerraron filas con el objetivo de que el impacto económico por el Covid-19 sea menor al esperado, sin embargo, las medidas que tomaron serán insuficientes para contrarrestar el avance del enemigo si no se cuenta con el respaldo del gobierno


Mar 31, 2020
Lectura 5 min
portada post

Los empresarios sostienen el mismo estandarte en esta batalla. El temor a perder sus negocios y que la economía de México no pueda levantarse después de que se derrote al enemigo los obligó a conformar un frente en común.

La relación entre la cúpula empresarial y el presidente Andrés Manuel López Obrador atraviesa por una etapa complicada. En medio de esta emergencia, la iniciativa privada pide al gobierno que entienda que son aliados y no enemigos.

La inversión privada es uno de los motores cruciales para el desarrollo económico, ya que con ella se generan empleos y nuevas oportunidades de producción, pero sin estos recursos el futuro luce mucho más desafiante.

Al cierre del año pasado, la inversión privada representó el 18.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), en tanto que la pública apenas fue de 2.7 por ciento. A pesar de que la cifra fue favorable, la realidad es que la aportación fue la más baja desde 2014, cuando se ubicó en 16.9 por ciento, de acuerdo con cifras del Inegi.

Desde sus respectivas trincheras, los empresarios anunciaron medidas que van desde donaciones hasta apoyos financieros para sus clientes.

Carlos Slim, presidente vitalicio de Grupo Carso, fue uno de los primeros en levantar la mano para poner un escudo de mil millones de pesos con el objetivo de que se fortalezcan las defensas del personal del sector salud público, además de que se logre una reconversión hospitalaria para la atención del virus.

1,000 mdp donará Fundación Carlos Slim para apoyar al sector salud

Dentro de las medidas de contingencia para su personal, Grupo Carso informó que se conservarán las fuentes de trabajo y se tomarán medidas generales de prevención, además de difusión de prácticas higiénicas en distintos espacios.

Grupo México, propiedad de Germán Larrea, se comprometió a entregar en los próximos días un hospital que se construye en Juchitán, Oaxaca, con una superficie de 6 mil 800 metros cuadrados y capacidad prevista para más de 60 camas. La inversión total de este proyecto asciende a 180 millones de pesos.

Grupo Cinemex, que también pertenece a Larrea, donará los alimentos perecederos de los complejos de entretenimiento de todo el país al Banco de Alimentos de México, organización de la sociedad civil integrada por 55 Bancos de Alimentos diseminados en territorio nacional. De igual forma cerró de manera temporal sus más de 3000 pantallas en el país.

180 millones de pesos es la inversión del hospital propiedad de Grupo México

La aerolínea Volaris transportó equipo sanitario de primera necesidad de la Cruz Roja a 10 ciudades del país que están atendiendo la crisis epidemiológica, entre las que destacan Tijuana, La Paz, Tuxtla Gutiérrez, Monterrey, y Oaxaca.

Pero no solo las grandes empresas cerraron filas en esta batalla, también los hicieron plataformas digitales como Rappi, que apoyará con comida gratis a 500 mil profesionales de la salud en México y América Latina.

El doctor en economía Luis Foncerrada Pascal considera que estos esfuerzos de los empresarios son valiosos, aunque insuficientes para poder compensar los más de 25 millones de empleos que se perderán a nivel mundial por esta crisis.

“La caída en la actividad económica, el cierre de negocios, y la falta de movilidad entre los consumidores generará desempleo y ese es el problema más preocupante porque no hay manera de que el sector privado pueda mitigar todo el impacto”, precisa el director de la Facultad de Economía y Negocios en la Universidad del Mayab.

Bancos, el otro frente de empresarios

La banca comercial también dará apoyos y facilidades a sus millones de usuarios en todo el Banregio Grupo Financiero también ofrecerá facilidades en el diferimiento de pagos de crédito y las tarjetas de crédito para personas físicas podrán contar con hasta seis meses sin intereses en hospitales y laboratorios, con inscripción previa y cargo mínimo de 3 mil pesos.

Otra de las instituciones financieras que se sumó al plan de apoyo fue HSBC, que brinda la alternativa de posponer hasta seis meses los créditos hipotecarios, automotrices, personales y los correspondientes a las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Luis Foncerrada Pascal considera que estas medidas van a permitir que las personas tengan un poco más de liquidez en los próximos meses, pero es necesario que el gobierno se sume con un plan sólido para que ambos sectores, público y privado, saquen adelante al país.

“El esfuerzo de los bancos es muy loable, sin embargo, el impacto en la economía mexicana va a ser muy fuerte porque nunca habíamos visto algo como esto.

El mayor desafío es atender las necesidades de la mayoría de la población y para esto se requiere de la intervención del Estado; el gobierno debe diseñar un programa que apoye a todas las familias para compensar la caída en sus ingresos y es urgente hacerlo

- Luis Foncerrada Pascal

Economista

También puedes leer: Escudo de empresas contra el coronavirus


Notas relacionadas

Jun 5, 2020
Lectura 2 min

Jun 5, 2020
Lectura 2 min

Jun 4, 2020
Lectura 2 min

Jun 2, 2020
Lectura 2 min

Comentarios