La experiencia previa de los emprendedores provenientes de otros países ha permitido que sus empresas tengan resultados incluso más exitosos

Más de la mitad de las empresas tecnológicas de la Ciudad de México que han logrado “escalar” tienen al menos un cofundador extranjero.

Del total de las empresas enfocadas en el sector tecnológico asentadas en la capital del país, 38 por ciento tienen al menos un cofundador extranjero, de las cuales 62 por ciento han alcanzado un tamaño mayor de más de 50 empleados, detalla el estudio “El Fenómeno de la Migración de Emprendimiento a México” elaborado por Endeavor.

Entre las razones del éxito de las empresas integradas por extranjeros está que tienen más experiencia laboral previa. El estudio señala que más del 56 por ciento de los emprendedores extranjeros han tenido seis empleos previos, frente a 38 por ciento de los emprendedores locales.

Otro punto a favor de los emprendedores extranjeros es que poseen conocimientos y habilidades que adquirieron fuera del país, es decir, no solo estudiaron en otro lugar, sino que el 90 por ciento logró trabajar, lo cual les permitió obtener una gran ventaja sobre quienes no tuvieron esa oportunidad.

Por otro lado, para quienes vienen de otros lugares asimilan que deben adaptarse y estar abiertos a cualquier situación que se les presente para lograr su permanencia.

Esto ha generado que más empresas con equipo mixto y extranjero cuenten con más de 50 empleados, en tanto que 17 por ciento de las empresas con equipos locales han logrado sobrepasar esta cifra.

Cabe destacar que para llevar a cabo este estudio la organización global Endeavor tomó como muestra a 204 compañías tecnológicas, fundadas por 328 emprendedores con sede en la Ciudad de México.

También puedes leer: Canasta Rosa, un puente digital de emprendedores