¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

Estos son los sectores más afectados por la cuarentena en México

Indigo Staff

Hoteles, comercio, sector turístico y sector servicios. Estos son los mercados que más están sufriendo y que van a tener que seguir haciéndolo en México debido a la pandemia del […]


May 25, 2020
Lectura 6 min
portada post

Hoteles, comercio, sector turístico y sector servicios. Estos son los mercados que más están sufriendo y que van a tener que seguir haciéndolo en México debido a la pandemia del coronavirus. El aislamiento impuesto en la República para impedir la libre circulación de las personas, y por tanto el contagio masivo del covid-19, está minando a sectores que tienen una importancia extrema en la economía mexicana. Desde los más esperados hasta los más desconocidos dentro del amplio abanico del sector terciario están pagando un alto precio en pro de la seguridad y la salud, hasta el punto que se cuestiona la vuelta a la normalidad en muchos de ellos.

La Secretaría de Hacienda ya lo determinó en el documento llamado “Pre-Criterios 2021”, en el que precisamente se detallaban los sectores que más iban a sufrir durante este periodo. “El costo económico de las medidas es importante ya que restringe la oferta laboral, se disminuye la capacidad utilizada, y se observarán distorsiones en las cadenas productivas”, comentaba hacienda en dicho informe con fecha de abril de este año. Se ponía especial énfasis en el comercio internacional, en la caída de la exportación y de la demanda externa: “Es de esperarse que se observe una reducción de remesas internacionales”.

Sin ir más lejos, en el primer trimestre del año México ha experimentado una grave caída en el intercambio comercial con Estados Unidos, su principal socio. La reducción de un 1,9% es algo que no se veía desde la crisis de 2009, mientras que el mes de marzo ha sido el más endeble de los últimos siete años. Una caída que repercutirá gravemente al empleo y que no se va a detener aquí. La Organización Mundial de Comercio afirmó que en los territorios norteamericanos el comercio alcanzará entre un 20% y un 40% de descenso. Aun así, la región azteca sigue siendo la más propicia en términos comerciales para el país que dirige Donald Trump.

Los golpeados del sector servicios

Mientras restaurantes, mesones y locales de la industria alimenticia comienzan a ver un poco de luz conforme avanzan las fases de la llamada “desescalada”, hay recintos que se mantienen cerrados y sin actividad alguna desde hace dos meses, lo que les pone en primera línea de fuego. Hablamos de empresas que comen de las posibilidades de desplazamiento de foráneos y autóctonos. Hoteles y casinos entran en este grupo de sectores que se encuentran en peligro de extinción en estos momentos.

Las salas de juego han sido las grandes olvidadas en esta pandemia. Primeras en cerrar y últimas en recibir algún tipo de ayuda o de reducción de tributación al estado. Muchos grupos han decidido llevar a cabo tareas de desinfección en sus edificios de cara a tener todo listo para la posible reapertura, pero de momento les ha tocado esperar. Un total de 50.000 empleos directos y 150.000 indirectos están en juego en esta industria, de la que salió en defensa en las últimas semanas el presidente de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA). 

Miguel Ángel Ochoa dio la voz de alarma y puso en valor la predisposición de los casinos del país durante esta pandemia: “Cabe recordar que las salas de juego fueron los primeros espacios en cerrar puertas de manera voluntaria en la gran mayoría de los estados de la República, acatando con mucha celeridad las medidas de prevención. La industria no pide la condenación de sus obligaciones fiscales, solamente requiere la posibilidad de diferir ciertos pagos”. La quiebra no es algo descabellado para algunos de estos negocios, que ven como sus competidores del medio online les comen el terreno a pasos agigantados. De este parón se aprovechan los muchos sitios en línea existentes en el país para captar jugadores y fidelizar clientes en la red. Es la ley del más fuerte en el mundillo.

Diferente es la situación en el sector hotelero, donde la fecha de apertura prevista para principios de mes de junio parece que se aplaza. El Gobierno sigue viendo en los sitios de playa y en los complejos más grandes estilo “resorts” los mayores peligros de rebrote en esta pandemia y por ello va con especial cuidado en destinos turísticos muy visitados como Cancún y otras regiones de Quintana Roo. En estos destinos va a ser difícil ver extranjeros en los próximos meses y su oferta va a tener que ir destinada al turismo más interno.

México ha establecido el regreso de los fines de semana largos, en los que se mantiene el lunes como día festivo y promueve que la población se desplace y utilice los hoteles para alojarse. El secretario de turismo, Miguel Torruco, afirmaba en una conferencia de prensa de esta semana que estos periodos vacacionales incrementarán la ocupación hotelera en varios puntos y dejará en torno a los 38.000 millones de pesos de ganancia, algo que permitirá un poco de recuperación y reactivación en los territorios mencionados anteriormente.

La salud del turismo

Y sin duda uno de los que ha recibido un duro golpe, casi por razones obvias, es el turismo. ¿Cómo se maneja esta área en el aislamiento? Un estudio del Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) realizado en torno a estos primeros meses del 2020 ha revelado que por hora se pierden en México unos 114 empleos del sector turístico. En 2019, por estas fechas se registraba un millón de puestos de trabajo más, que los que se contemplan en estos momentos, algo que va a tener unas repercusiones fuertes y que harán cambiar de planes a la Secretaría de Turismo en este año.

Los millones de pesos perdidos en contribución de IVA y en el pago de los visitantes internacionales afectarán también a lugares turísticos a los que iban destinados esas ayudas y que se nutrían de ellos para conservar su patrimonio. Por suerte, para el cierre del año se prevé una recuperación de casi un 50%, lo que provocará que muchas compañías puedan sobrevivir y eviten el cierre.

Comentarios