Al acudir a un cajero automático, es muy común pasar mucho tiempo formado para que al llegar a realizar la operación, esta no dure más de un minuto. En ocasiones, es incomprensible como algunas personas pueden pasar varios minutos realizando operaciones frente a la pantalla, ante la prisa o desesperación de los demás.

El misterio de qué hacen las personas al estar frente al cajero es un misterio que reveló la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (Enif, 2015), que de acuerdo con sus resultados, señala que las personas realizan una o más operaciones por visita al cajero.


El 97.2 por ciento de las personas encuestadas respondió que utiliza el cajero para retirar efectivo; mientras que el 71.8 por ciento dijo que también aprovecha para consultar su saldo; un 13 por ciento lo utiliza también para comprar tiempo aire; otro 7.6 por ciento lo utiliza para depositar; y un 6.5 por ciento aclaró que hace pago de servicios como luz, agua o predial.

Los porcentajes, superan más del 100 por ciento, debido a que las personas pudieron elegir más de una opción. No obstante, muchos de estos movimientos podrían realizarse desde casa o desde el celular, y así ahorrar el tiempo que pasan frente a los cajeros automáticos.

En el año 2015, Moneta Technologies, informó que en el 2020, México se ubicará entre las naciones que más utilizarán los pagos móviles. Detalló que el 89 por ciento de las instituciones ya contaban con aplicaciones y servicios móviles para realizar pagos, transferencias u otras operaciones.

Sin embargo, a pesar de las facilidades que brinda la banca móvil actualmente, en 2016 el Estudio Global de Nielsen sobre compras, banca y pagos móviles, indicó que al 55 por ciento de los mexicanos prefiere ir al cajero automático o a una sucursal a realizar sus operaciones, porque le preocupa la seguridad de los sistemas remotos.

Además de ese número, el 48 por ciento aseguró en el estudio de Nielsen que preferían seguir siendo atendidos de forma personal; mientras que otro 28 por ciento, consideraba que no tenía la necesidad de usar la banca móvil.