¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

MigrantesMexicanos

Envío de remesas inmune a la pandemia

María Fernanda Navarro

Los trabajadores hispanos en Estados Unidos fueron uno de los sectores más golpeados por la pandemia, sin embargo, no cesan el envío de dólares a sus familiares que residen en el país, valiéndose de sus ahorros o los apoyos fiscales que dispersa el gobierno de Trump


Oct 19, 2020
Lectura 5 min
portada post

La comunidad de migrantes mexicanos en Estados Unidos desafió la mayoría de los pronósticos elaborados en el primer trimestre del año respecto a la caída del flujo de remesas, al continuar con el envío de dólares a sus familiares que permanecen en el país e incluso incrementar los montos.

Este sector de trabajadores no escapó de la crisis de desempleo generada por las medidas de confinamiento establecidas en Estados Unidos, pero se valieron de ahorros y, en el caso de los mexicanos de segunda y tercera generación, los apoyos fiscales otorgados por el gobierno estadounidense para no desamparar económicamente a sus parientes, concluyen expertos al analizar dicho fenómeno.

Entre enero y agosto de 2020 al país ingresaron 26 mil 395 millones de dólares por concepto de remesas, que representan 9.35 por ciento más de lo que se envió en el mismo periodo de 2019, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico). En tanto que el monto promedio de los envíos es de 338 dólares, 3.72 por ciento más que en 2019.

Estos datos contrastan con el diagnóstico del Banco Mundial elaborado en abril de este año que apuntaba a una disminución de 19.4 por ciento en el caso de América Latina y el Caribe.

26,395 millones de dólares fue el ingreso total de remesas de enero a agosto de 2020

Incluso se prevé que al concluir el 2020 ingresen al país 39 mil 500 millones de dólares por remesas, es decir, 8.4 por ciento más que el total de lo enviado por los migrantes en 2019, de acuerdo con el Anuario de Migración y Remesas México 2020 elaborado por BBVA.

Este mismo reporte señala que la crisis por COVID-19 provocó que 875 mil mexicanos perdieran su trabajo. El aumento en la tasa de desempleo más agudo ocurrió entre marzo y abril cuando pasó de 6.2 a 17 por ciento, aunque también se advierte una recuperación lenta al registrar una tasa de desocupación de 14.7 en mayo y 12.1 por ciento en junio.

“Los inmigrantes mexicanos mandaron alrededor de 12.7 por ciento de sus ingresos como remesas a sus familiares en México en 2019, es un porcentaje muy significativo, pero si se hace la medición de cuánto ganaron los mexicanos en Estados Unidos en el primer semestre de 2020 y cuántas remesas recibió México se calcula que en promedio enviaron 15.8 por ciento de sus ingresos”, advierte Jesús Cervantes González, gerente de Estadísticas Económicas en el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA).

Encuestas elaboradas por este organismo advierten que para 28 por ciento de los hogares mexicanos que reciben remesas, éstas son su fuente principal de ingresos. Sin embargo, la dependencia pudo haber aumentado con la caída de los ingresos durante la crisis económica que se generó con las medidas de confinamiento.

338 dólares es el monto promedio de envío en 2020

Los especialistas también apuntan que una proporción de los apoyos fiscales otorgados por la administración de Donald Trump a ciudadanos de ascendencia mexicana tuvieron como destino final México.

El primer paquete de alivios financieros autorizado por el gobierno estadounidense ascendió a dos billones de dólares que, entre otros programas, incluía transferencias directas por hasta mil 200 dólares ( aproximadamente 25 mil 540 pesos).

Hay hispanos de origen mexicano que reciben directamente estos beneficios y mandan dinero a sus familiares. También están los que no son ciudadanos americanos pero que sus patrones o las personas que los contratan se vieron beneficiados con apoyos que iban destinados a empresas, entonces las empresas pudieron seguir pagando

- Gabriel Casillas

presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF)

Hasta 2019 en Estados Unidos residían 39 millones de mexicanos, de los cuales 13.9 millones eran conocidos como de “segunda generación” y 12.8 de “tercera generación”, de acuerdo con Current Population Survey.

De la población migrante ocupada, 47.2% se concentran en actividades de construcción, hostelería y esparcimiento, así como manufactura.

Casillas también advierte que aunque en el corto plazo se prevé que el envío de remesas continúe en aumento, es probable que en la próxima década disminuya el monto debido a que los lazos entre mexicanos de segunda y tercera generación con sus familiares al otro lado de la frontera disminuirán.

Ambos especialistas coinciden en que el monto de las remesas como proporción del PIB (2.9 por ciento) es bajo para la economía mexicana, sin embargo para estados como Jalisco, Michoacán y Guanajuato estos envíos son un pilar económico.

También puedes leer: Remesas a México crecen en julio por tercer mes consecutivo

Comentarios