Elon Musk, el hombre más acaudalado del mundo no es tímido respecto a su consumo de marihuana, retó a duelo Vladimir Putin, está envuelto en el último y más sonado escándalo amoroso de Hollywood y cada uno de sus tuits tiene el potencial de influir en los precios de cotización de acciones de una empresa en la bolsa de valores.

Elon Musk, cofundador de Tesla, SpaceX, Neuralink y The Boring Company, ahora tiene sobre las cuerdas a Twitter, una de las redes sociales más utilizadas a nivel mundial, luego de que compró 9.2 por ciento de las acciones de esta empresa y busca tomar el control de esta.

El hombre de 50 años nacido en Pretoria, Sudáfrica, inició su amplia trayectoria relacionada con la innovación en compañías de tecnología con Zip2, empresa enfocada en mapas y directorios digitales que en 1999 se vendió al fabricante de computadoras conocido como Compaq por más de 300 millones de dólares.

Con 9.2 por ciento de las acciones de Twitter, Elon Musk es actualmente el accionista mayoritario de esta red social

A ese camino le siguió la empresa de servicios financieros en línea X.com, que más tarde se convirtió en Paypal y hasta la fecha ofrece servicios de transferencia de dinero en línea, misma que fue adquirida en el año 2002 por Ebay a cambio de acciones de la empresa con un valor de mil 500 millones de dólares.

Como parte de su trayectoria como empresario y “visionario”, como a veces es señalado, también están las empresas de neurotecnología especializada en el desarrollo de dispositivos para el cerebro humano, llamada Neuralink, así como The Boring Company, enfocada en el desarrollo de soluciones de transporte a través de túneles urbanos.

Quizá las empresas más reconocidas de Elon Musk son Tesla, compañía de diseño y fabricación de automóviles eléctricos y SpaceX, creada en 2020 en California, que ofrece servicios de lanzamientos comerciales y públicos, misma que ha obtenido contratos con la NASA y la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Esta última compañía ha sido señalada por contribuir al “tráfico” espacial que ya está siendo calificado como uno de los riesgos más severos a escala global, de acuerdo con el Reporte de Desafíos Globales 2022 elaborado por el Foro Económico Mundial.

Este año, el líder de Tesla le arrebató el título del hombre más rico del mundo a Jeff Bezos, el dueño de Amazon, en la lista de los multimillonarios de Forbes revista que señala al magnate por trabajar en “revolucionar las transportación tanto en la tierra, a través de la empresa de autos eléctricos Tesla, como en el espacio, a través del productor de cohetes SpaceX”

La riqueza y el poder que ha acumulado Elon Musk durante 27 años en que se ha dedicado a la creación de empresas enfocadas en el sector digital, no se mermaron con la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19, de acuerdo con un informe elaborado por OXFAM en su informe El Virus de la Desigualdad, que señala que Tesla se vio beneficiada por el incremento en el valor de las acciones de su empresa en Wall Street durante 2020.

Influencia en Twitter de Elon Musk

El magnate de origen sudafricano con nacionalidad estadounidense tiene una amplia lista de momentos polémicos y algunos de ellos han trascendido al foco público a través de su cuenta oficial de Twitter, la red social que ahora busca comprar a través de una oferta pública de adquisición.

Para financiar esta transacción, Elon Musk ha asegurado al regulador bursátil de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) haber obtenido casi 46 mil 500 millones de dólares para completar la transacción. Aunque desde abril de este año, el dueño de Tesla se convirtió en el mayor accionista de la empresa al comprar 9.2 por ciento de sus acciones.

A través de esta red social, Musk bromeó con fumar marihuana durante las reuniones del consejo de administración de la red social, además de prometer cambios en la forma de operación de la red social de 240 caracteres, como un botón para editar los mensajes publicados.

Pero este órgano se ha enfocado en generar una estrategia corporativa para evitar que el magnate se haga del control de esta plataforma a la que tituló “píldora venenosa”.

La “movida” se enfoca en desactivar la “oferta hostil” a través de la venta de acciones a un precio más competitivo a los accionistas con el objetivo de hacer menos atractiva la adquisición y atacar la participación del 9.2 por ciento de Musk.

Al dar a conocer esta estrategia de defensa el pasado 18 de abril las acciones de Twitter reportaron un incrementó de 3.8 por ciento, hasta los 46.78 dólares.

Apenas ayer, a través de su cuenta de Twitter en la que tiene 82.8 millones de seguidores, Musk afirmó que si su oferta a esta empresa tenía éxito vencería a “los robots de spam o moriremos en el intento”, en una segunda publicación señaló a través de un escueto mensaje “y autenticar a todos los humanos reales”.

También puedes leer: Twitter se defiende de oferta de compra de Elon Musk con “píldora venenosa”; esto significa