¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

TECNOLOGíA

El futuro: impresiones 3D en casa

Alejandro Dabdoub

Hasta ahora, el uso de impresoras 3D ha sido reservado únicamente para quienes pueden invertir miles de dólares en la tecnología, pero esto parece estar llegando a su fin.

Varias patentes claves que actualmente impiden la competencia en el mercado de las impresoras 3D y encarecen la tecnología caducarán a partir de febrero del próximo año, por lo que se espera una reducción considerable en su precio.


Ago 9, 2013
Lectura 7 min
portada post

300 Dólares es el precio actual de algunas impresoras 3D austeras http://www.youtube.com/watch?v=tOBNpsycSVM

Hasta ahora, el uso de impresoras 3D ha sido reservado únicamente para quienes pueden invertir miles de dólares en la tecnología, pero esto parece estar llegando a su fin.

Varias patentes claves que actualmente impiden la competencia en el mercado de las impresoras 3D y encarecen la tecnología caducarán a partir de febrero del próximo año, por lo que se espera una reducción considerable en su precio.

A pesar de que la tecnología de las impresoras 3D lleva más de 30 años, hasta hace poco se ha convertido en un producto barato y disponible que espera tener gran auge el próximo año.

En el 2014 expedirán las patentes que protegen la llamada “sinterización por láser”, la teconología de alta resolución que hace rentable la impresión 3D con un menor costo.

Pero este no es el único de los factores que predicen una revolución tecnológica, la industria de la impresión en 3D ha crecido de manera acelerada en los útlimos años. 

En el 2012 se reportaron alrededor de 2.2 mil millones de dólares en ventas de productos o servicios relacionados con estas impresoras, un aumento del 28.6 por ciento con respecto del 2011.

Cuando se habla que las impresoras 3D van a revolucionar la industria de la manufactura, por lo general se hace referencia a empresas con máquinas industriales que producen este tipo de impresiones, pero se espera que la tecnología ahora se encuentre al alcance de todos los consumidores.

Los expertos opinan que estas predicciones son más que simple especulación. Cuando vencieron las patentes que tenía el modelado por deposición fundida, una de las formas más primitivas de impresoras 3D, los precios de las impresoras que se encontraban alrededor de 14 mil dólares bajaron su precio hasta llegar a 300 dólares.

Impresión peligrosa

Las impresoras 3D representan un revolución en la manufactura, pero también son vistas como una gran amenaza.

Uno de los casos más emblemáticos sobre los problemas con esta tecnología es la publicación de unos planos para imprimir una pistola realizada por el grupo “Defense Distributed”.

Los archivos que fueron subidos a Internet permiten a los usuarios de las impresoras 3D fabricar su propia arma de fuego en la comodidad de su hogar.

Pero eso no es todo, la falsificación de productos representa un nuevo reto para el sistema de propiedad intelectual. Los derechos de autor pueden ser fácilmente violados cuando una persona anónima sube a la red los planos para recrear productos originales.

El reto y los cambios en la industria se asemejan a los que enfrentó el mundo de la música con las descargas de canciones por Internet.

También existen científicos desarrollando programas que pueden permitir a las personas imprimir sus propios medicamentos mediante una serie de agentes químicos en cámaras especiales de gel que crean un reacción controlada. 

Los avances preocupan a diversas autoridades gubernamentales que ven la tecnología como una forma de llegar a producir drogas ilegales.

Entre las opciones de regulación que han propuesto los especialistas se encuentra la posibilidad de requerir una conexión a Internet a todas las impresoras 3D. 

La medida permitiría monitorear la impresión de algún objeto ilegal, pero existen críticos que piensan será difícil combatir con los problemas que generan estas nuevas tecnologías.

Los retos imprimibles

A pesar de que las impresoras tridimensionales se posicionan como la teconología del futuro, todavía tienen limitaciones y áreas de oportunidad.

Uno de los problemas más grandes es que las impresoras solo pueden manejar un tipo de material a la vez. La mayoría de los productos que compramos y usamos están compuestos por diversos materiales.

En ese sentido, todavía no es posible imprimir objetos electrónicos en una sola impresión, ya que se debe procesar cada pieza de manera individual y por separado para después armar el producto final.

Del mismo modo, los expertos en el tema opinan que las impresoras 3D no cambiarán todos los tipos de trabajo de fabricación.

 Hasta el momento, el mejor uso de las impresoras es para crear prototipos con uso limitado, todavía no existe la tecnología para reemplazar cualquier tipo de manufactura.

Además de las posibilidades que abren las impresoras 3D a los consumidores, el uso industrial de esta teconología ya comienza ha reestructurar la industria manufacturera.

Por ejemplo, el Ubee 2 es un automóvil producido por la empresa Kor Ecologic usando una impresora 3D. Está construido con 40 piezas de termoplástico que lo hacen ligero, flexible y aerodinámico. 

Para la producción del Urbee 2 se requirió menos material que un automóvil tradicional y se construyó en menos tiempo y casi sin mano de obra. Además, le facilita a los diseñadores experimentar con nuevos materiales poco ortodoxos que maximizan la eficiencia del vehículo y fortalecen las partes vulnerables.

En otras palabras, una sola impresora puede llegar a reemplazar toda una línea de ensamble automotriz.

Los hospitales utilizan la impresión en 3D para crear aparatos auditivos, implantes dentales y hasta prótesis. Las réplicas exactas de los órganos de pacientes permiten a los doctores practicar antes de entrar a una cirugía.

Asimismo existen científicos que a través de esta tecnología han podido organizar células humanas para crear huesos y tejido de los vasos sanguíneos, por lo que es probables que se pueda llegar a imprimir órganos transplantables en un futuro.

Por el momento, las impresoras tridimensionales son una parte pequeña de la economía ya que suelen ser lentas, costosas y con materiales inconsistentes. 

A medida que las patentes vayan caducando y los avances se presenten, estaríamos ante una nueva revolución industrial.

La reducción de gastos de envío junto con la eliminación de residuos y contaminantes atrae a los inversionistas a apostar por las impresoras 3D.

Qué puedes hacer con una impresora 3D

> Liberator Pistol
Una pistola de un solo tiro diseñada por la empresa de Defense Distributed y publicada en Internet el 6 de mayo del 2013. Consiguió más de 100 mil descargas solo dos días antes de que el Gobierno de EU prohibiera su publicación

> Alimentos
La comida producida con la tecnología de impresoras 3D sintetizan de una capa a la vez los alimentos. Con cartuchos que guardan compuestos químicos se pude conseguir imprimir tu platillo favorito.

> Prótesis médicas
Desde aparatos auditivos hasta tejido de vasos sanguíneos, las impresoras 3D son utilizadas en los hospitales. Se espera que con la implementación de células humanas se lleguen a imprimir órganos humanos para transplante.

> Urbee 2
Es el primer auto fabricado por completo con una impresora 3D por la empresa Kor Ecologic. Tiene 40 piezas de termoplástico que lo hacen ligero, flexible y aerodinámico. Su fabricación puede llegar a reempleazar líneas completas de ensamblaje.


Notas relacionadas

Ago 6, 2020
Lectura 2 min

TECNOLOGÍA

Microsoft Surface llega a México

Indigo Staff


Ago 6, 2020 Lectura 2 min

Jul 14, 2020
Lectura 1 min

TECNOLOGÍA

Falla WhastApp móvil y web a nivel mundial

Indigo Staff


Jul 14, 2020 Lectura 1 min

Comentarios