Los índices de la violencia en México empiezan a mostrar una sútil disminución así como el impacto económico relacionado con la contención, prevención y tratamiento de las consecuencias de este fenómeno.

Durante el 2020, el impacto económico de la violencia en el país fue de 4.71 billones de pesos, equivalente al 22.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la nación, según el Índice de Paz de México 2021 (IPM).

Este dato muestra una mejoría al disminuir 1.8 por ciento en comparación al año 2019.

Asimismo, se estimó que el impacto económico de la violencia per cápita fue de 36 mil 893 pesos, una cifra que es tres veces mayor al promedio del salario mensual en el territorio.

4.71

billones de pesos fue el costo de la violencia en México durante 2020

Los costos del impacto se distribuyeron 18 por ciento para el gasto público y la protección privada, mientras que el 82 por ciento se asignó a homicidios, delitos violentos, delincuencia organizada y miedo a persecución.

Respecto a seguridad nacional y el sistema judicial, se destinó 0.73 por ciento del PIB en recursos públicos, es decir, menos que la mitad del promedio de la OCDE.

Los costos económicos de la violencia varían por estado, por ejemplo, Zacatecas fue el que mayor carga registró con el 44.1 por ciento de su PIB, otros estados que figuran en la misma dimensión fueron Guanajuato, Guerrero y Michoacán. Entre quienes tuvieron costos bajos se encuentran Campeche con 2.2 por ciento, Yucatán con 4.8 por ciento y Coahuila con 6.2 por ciento.

Los estados menos tranquilos, Colima y Baja California, tuvieron un impacto alto excediendo los 70 mil pesos por persona. En tanto que Yucatán se situó como el estado más pacífico, con poco más de 11 mil pesos de impacto per cápita.

También puedes leer: 2020, el año de la tregua en homicidios y violencia