El abrupto final de la gestión de Santiago Nieto frente a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) deja una estela de cuestionamientos y suposiciones en torno al rumbo de la estrategia anticorrupción del Gobierno de la Cuarta Transformación.

Junto con la Fiscalía General de la República (FGR) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la UIF fue establecida por Andrés Manuel López Obrador como una de las piezas clave en sus objetivos para eliminar la corrupción, por lo que la salida de Santiago Nieto inevitablemente impactará esta promesa insignia del Gobierno federal, señala Eduardo Bohórquez, director ejecutivo de Transparencia Mexicana.


“El presidente López Obrador decidió al principio de su mandato que la estrategia anticorrupción tendría tres piezas: la Fiscalía General, el SAT y la UIF”

Eduardo Bohórquez

Director ejecutivo de Transparencia Mexicana

“La reacción pronta del presidente ante el escándalo enmarcado por la boda de Nieto y Humphrey, se explica en parte por el viaje del presidente a la ONU, así como por sus efectos simbólicos: el escándalo afectaba la imagen construida por un discurso presidencial apuntalado en la austeridad y la distancia con intereses económicos. En menos de 48 horas los funcionarios involucrados habían dejado sus cargos”, explica Bohórquez en entrevista con Reporte Índigo.

El experto en materia de corrupción y transparencia señala que la gestión de Nieto gozaba de una alta aprobación por parte de la opinión pública e incluso era un candidato a dirigir la FGR en caso de que se llevarán a cabo cambios.

El pasado seis de noviembre Santiago Nieto, de 48 años, contrajo nupcias con Carla Humphrey, consejera electoral del Instituto Nacional Electoral (INE); en una ceremonia celebrada en Antigua, Guatemala, a la que asistieron funcionarios, integrantes del Congreso de la Unión y empresarios.

Sin embargo, el festejo trascendió luego de que se diera a conocer que una de las invitadas, Paola Félix Díaz, viajó a Guatemala en una aeronave privada junto con el director del periódico El Universal, Juan Francisco Ealy; y el productor de espectáculos, Alejandro Gou. En el avión se encontraron 35 mil dólares en efectivo, hecho que derivó en la renuncia de Félix Díaz como secretaria de Turismo de la Ciudad de México.

Nieto fue designado como titular de la UIF en diciembre de 2018 justo con el arranque del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero el doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) acompañó al hoy presidente de la República desde su campaña electoral. En aquel momento el candidato por Morena expresó que el acompañamiento de Santiago Nieto apoyaría a la democracia para “castigar a quienes compran votos”.

Le antecedía también una escandalosa salida de la Fiscalía Especializada en Atención a de Delitos Electorales (Fepade) por una supuesta transgresión al código de conducta después de que concedió una entrevista al periódico Reforma en el que declaró que Emilio Lozoya, ex director de Pemex, lo presionó para señalarlo inocente en la investigación por sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

El ahora ex zar antilavado tiene por delante el reto de “reinventarse” de la misma forma en que ocurrió con su salida de la Fepade, “una maniobra política del PRI”, en opinión del director de Transparencia Mexicana.


Nieto fungió como coordinador de un amplio grupo de Unidades de Inteligencia Financiera de todo el mundo para fomentar la cooperación y el intercambio de información para combatir delitos financieros

Papel activo de Santiago Nieto en la UIF

El desempeño de Santiago Nieto ante la UIF resaltó frente al de sus antecesores por el dinamismo en las acciones establecidas desde esta unidad especializada en vigilar las operaciones financieras y prevenir delitos de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

Entre las acciones más destacadas de su gestión están los bloqueos a las finanzas de personas relacionadas con grupos del crimen organizado y el robo de combustible, las cuentas de Génaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón; la investigación a la presunta red de operaciones ilícitas Francisco Javier García Cabeza de Vaca; así como los sobornos a Lozoya por parte de Odebrecht.

De marzo a julio de este año la gestión en la UIF para prohibir Operaciones con Recursos de Procedencia derivó en el bloqueo de cuatro mil 871 cuentas bancarias como resultado de sus actividades y un monto total por 644 millones 413 mil 212 pesos.

El abogado con más de 20 años de trayectoria pública y académica también fungió como coordinador de un amplio grupo de Unidades de Inteligencia Financiera de todo el mundo para fomentar la cooperación y el intercambio de información para combatir delitos financieros.

Pablo Gómez, académico y ex diputado por Morena con una amplia trayectoria política de izquierda y hombre de confianza de López Obradror, será quien sustituya a Nieto al frente de la UIF.

De acuerdo con Bohórquez, la llegada de Gómez a esta unidad dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) demuestra la importancia que tiene para el presidente de la República.

También puedes leer: Santiago Nieto explica su salida de la UIF: ‘Mi lealtad está con AMLO, mi amor con Carla’