La población suiza rechazó en un referéndum la propuesta de limitar los salarios mensuales de los directores ejecutivos de las empresas a un nivel de 12 veces el salario anual del empleado peor pagado de su empresa. 

Los resultados del referéndum mostraron que el 65.3 por ciento de los votos se opuso a la propuesta. 

The Guardian reporta que David Roth, presidente de la organización social-demócrata Jóvenes Socialistas y uno de los proponentes de la medida, respondió a los resultados diciendo “estamos decepcionados de perder hoy”.

Los oponentes a la medida enfatizaban que, de aprobarse la propuesta, Suiza sería menos competitiva, tendría menos ingresos fiscales, y se violaría un tabú al permitirle al Estado regular la relación entre empleador y empleados. En marzo, los suizos aprobaron una medida que le da mayor poder de supervisión a los accionistas de una empresa sobre los salarios ejecutivos y que prohibe los bonos que se otorgan a algunos directivos cuando llegan o cuando dejan un puesto.