Los negocios y las finanzas personales de los mexicanos se enfrentarán a una cuesta de enero de las más severas de la última década.

Tradicionalmente el primer mes del año se caracteriza por ser uno de los periodos con mayores dificultades económicas debido a los gastos extraordinarios que se llevan a cabo durante las fiestas navideñas y el aumento en los precios de productos básicos y servicios que se presentan en enero.

Sin embargo, a la cuesta de enero de este 2021 le precede la crisis económica del año pasado y el aumento en la tasa de desempleo en el país por lo que especialistas coinciden que esta será una de las más severas que se haya experimentado en años.


Este primer trimestre va estar muy complejo, el Banco de México reportó en la minuta de su última junta de gobierno que la recuperación de la economía se va a prolongar hasta tres años, eso es un tema crítico porque la cuesta de enero se podría prolongar hasta marzo

Juan Carlos Morales

Director de Estrategia Corporativa en Algoglobal

Estrategia básica

No será sencillo evitar que se forme un hueco en las finanzas de los mexicanos durante los primeros meses del 2021, pero hacer un análisis del presupuesto familiar y reducir e incluso eliminar gastos “hormiga” son claves para mantener un cierto equilibrio.

“Preparar un presupuesto familiar en donde se consideren los ingresos de todos los participantes de la familia, calcular los gastos y posteriormente obtener un flujo de efectivo que permita observar en qué se está gastando para definitivamente al menos en los próximos tres meses eliminar los gastos hormiga”, explica María Méndez Mercado, especialista en Finanzas Corporativas y Bursátiles de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

Aunque por definición los gastos “hormiga” son los desembolsos insignificantes, pueden representar hasta 12 por ciento de los ingresos de un trabajador de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Un gasto “hormiga” muy común, sobre todo entre la generación millennial (entre 25 y 40 años) es la contratación de varias plataformas de entretenimiento vía streaming, tan sólo el gasto anual de Netflix asciende a mil 680 pesos; Amazon Prime 899 pesos y Disney+ mil 599 pesos por mencionar las más populares.

Ahorrar e invertir

Cuando una persona ya tiene un registro detallado de sus ingresos y gastos, establecer un monto específico para ahorrar e incluso invertir resulta más sencillo.

Ahorrar es costumbre para 78.5 por ciento de los adultos que habitan en México, pero sólo 15.2 por ciento lo hace con instrumentos formales, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera de 2018 elaborada por la Condusef.

De hecho el ahorro es una de las principales metas de los mexicanos para este 2021, mismo que se enfocará en cubrir gastos personales, pagar servicios y comida en el caso de 39.4 por ciento de la población, 24.9 por ciento lo hará para cubrir emergencias o imprevistos y 19.1 por ciento invertir en una casa, terreno o vehículos, de acuerdo con Kantar México, una agencia global de investigación de mercados.

“Con 10 o 15 por ciento del ingreso es importante enviarlo a un fondo de reserva, guardarlo en una cuenta tradicional de ahorro y si se tiene la posibilidad de un excedente mayor es importante buscar otros vehículos de ahorro que nos paguen un rendimiento y ahí es donde entran las sociedades de inversión que según el reporte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores hay cerca de 300 mil cuentas”, señala Morales.

Más allá de la cuesta de enero

Los expertos en finanzas van un paso más allá de la cuesta de enero que se presentará y recomiendan destinar parte de los ingresos a la adquisición de un seguro de gastos médicos mayores.


Seis de cada 10 adultos en el país no lleva un registro de sus ingresos y gastos, de acuerdo con la Condusef

“Un seguro de gastos médicos incluso un plan familiar es prioritario en estos momentos, antes se veía como un tema de emergencia, pero la crisis sanitaria del 2020 nos mostró lo importante que es contar con ellos”, señala la especialista en Finanzas Corporativas y Bursátiles de La Salle.

De acuerdo con cálculos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) las personas que se atendieron en hospitales privados por el virus del SARSCoV-2 enfrentaron costos en promedio de hasta 430 mil pesos, en tanto que 1.45 por ciento de los mexicanos cuentan con un seguro de gastos médicos.

Otro propósito de los mexicanos para este 2021 deberá ser procurar aumentar sus conocimientos financieros.

“Sólo cinco por ciento de los mexicanos tienen una educación financiera, es prioridad por parte del gobierno federal educar a la población en este aspecto pero desde organismos privados hasta del gobierno existen documentos o artículos que nos apoyan para tener un presupuesto. Además no olvidar que también es una prioridad enseñar a los niños a ahorrar”.

También puedes leer: Gasolina, refrescos y cigarros aumentarán de precio el 1 de enero por IEPS