¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

OficinasDelFuturo

Coworkings invaden México

Ángel Alcántara Adán

Los espacios de trabajo compartido han encontrado en el país un mercado para prosperar al ofrecer un esquema que rompe con el modelo tradicional de oficinas. Estos lugares se han convertido en el alojo de profesionistas, emprendedores y grandes compañías internacionales


May 28, 2018
Lectura 5 min
portada post

Lo que se convirtió en una tendencia exclusiva de los jóvenes, hoy ha llegado a otras generaciones. Los espacios de trabajo compartido, también conocidos como coworkings, han obligado a empresas consolidadas a mirar hacia esta dinámica como una solución ante los altos costos de renta de oficinas, de equipamiento y como medida para mejorar la productividad de sus colaboradores.

“La necesidad de estos espacios nace de la revolución por la que están pasando las empresas para ahorrar dinero y de mejorar su ambiente laboral”, dice Javier García, director general de IOS Offices.

De igual forma, el directivo comparte que cada vez más compañías han descubierto los beneficios que tiene arrendar un espacio ya equipado, con todos los servicios incluidos, además de estar bajo un modelo colaborativo con otras personas.

La adopción de estos espacios se ve reflejada en el aumento de la oferta. En un lapso de ocho meses, el número de espacios libres de cubículos creció 44.7 por ciento en México, al pasar de 124 unidades en septiembre pasado, a 178 en el presente mes, de acuerdo cifras del portal para encontrar oficinas coworker.com

Estos espacios se encuentran ubicados en los principales centros urbanos del país. La Ciudad de México encabeza la lista con 56 de ellos; seguida de Guadalajara con 16, Monterrey con 15 y Puebla con 7 coworkings.

Para IOS Offices, empresa 100 por ciento mexicana, el beneficio ha sido tan favorable al grado de que ha ayudado a incrementar sus ingresos un 35 por ciento de manera anual.

Hoy, la empresa cuenta con 35 centros de negocio en 10 diferentes ciudades del país y la apuesta está, por principio, en afianzar su presencia en regiones donde ya operan.

Prueba de ello es que en 2017 inauguraron dos nuevos espacios en Monterrey y otro más en Torre Reforma Latino, que se ubica en Paseo de la Reforma, en la capital del país.

“Nuestro objetivo a largo plazo es abrir cinco nuevos centros de negocio”, adelanta el también cofundador de la firma de coworking.

Sin embargo, IOS no es la única compañía que vio potencial en este sector, otras, como WeWork, Regus, Nest Coworking, Punto Working, también han hecho lo suyo para obtener una rebanada del pastel.

En los últimos años, estas empresas se han diferenciado por ofrecer servicios como internet de banda ancha, espacios completamente equipados, un diseño que favorece la convivencia entre los trabajadores, espacios para comida, meseros, e incluso cervezas y mixólogos en este nuevo formato de oficina.

Por su parte, WeWork adjudica su éxito a una sociedad latinoamericana más abierta y dispuesta a crear nuevas ideas con el apoyo de personas diversas en el ambiente laboral.

Federico Salon, director de recursos humanos para WeWork Latinoamérica, comparte que el principal diferenciador de un coworking a una oficina tradicional es que en los primeros se promueven las relaciones, característica que ayuda a crear una red de networking.

“WeWork fomenta conectividad entre sus diferentes inquilinos, que van desde emprendedores hasta empresas multinacionales, esto ayuda a crear una interacción con diferentes formas de pensar en un mismo lugar de trabajo”, precisa el ejecutivo de WeWork Latinoamérica.

Expertos del sector estiman que las empresas inquilinas de los coworkings ahorran hasta un 70 por ciento, en contraste con las oficinas tradicionales, gracias a que los espacios colaborativos incluyen todos los servicios como el domicilio fiscal, manejo de paquetería, asistentes ejecutivas, entre otros

Además, las mensualidades rondan los 15 dólares aproximadamente, frente a los 25 dólares por metro cuadrado en que se cotiza el mercado tradicional de oficinas en México.

Coworkings no sólo para emprendedores

Gigantes multinacionales han visto los beneficios de esta nueva forma de trabajo. Tal es el caso de Microsoft, quien desde hace más de cinco años apuesta por el cambio de oficinas tradicionales con cubículos, un esquema de jerarquía entre el tamaño de los lugares y las vistas, a un ambiente más democrático y libre para sus empleados.

Hasta la fecha, el 80 por ciento de sus oficinas se encuentran en espacios de trabajo colaborativos en América Latina, mientras que en México el porcentaje llega al 85, según datos de la propia firma tecnológica.

Microsoft firmó un convenio con WeWork este mes para crear una sinergia entre ambas empresas lo que ayudará a impulsar el sector, que cuenta con aproximadamente 5 mil metros cuadrados de área bruta rentable en México.

Microsoft firmó un convenio con WeWork este mes para crear una sinergia entre ambas empresas lo que ayudará a impulsar el sector, que cuenta con aproximadamente 5 mil metros cuadrados de área bruta rentable en México.

Otro punto importante es el cambio de conductas dentro del trabajo. Nuestro colaboradores están en contacto con personas que no tienen que ver con su hacer diario, lo que une al equipo y lo enriquece”.

Comentarios