Reporte Indigo

FIFA

Corrupción patrocinada

69

por ciento de los fanáticos al futbol encuestados por Transparencia Internacional no tiene confianza en la FIFA


Cuatro de cada cinco aficionados al futbol opina que el actual presidente de la FIFA no debe ser reelegido

https://www.youtube.com/watch?v=bEYwvxLOcYo

El arresto de altos funcionarios de la FIFA acusados por actos de corrupción, lavado de dinero y desvío de fondos puso a temblar por primera vez a sus patrocinadores oficiales.

El poder que ejerce la máxima autoridad de futbol en el mundo proviene en gran parte del apoyo económico que le ofrecen sus patrocinadores, empresas trasnacionales que han ignorado los abusos perpetrados por la FIFA para no perder su espacio publicitario en los partidos.

Este apoyo incondicional parece ser aislado. En la mayoría de los casos en que un evento u organismo patrocinado se ve involucrado en un escándalo, los empresarios no dudan en distanciarse para que sus marcas no se vean afectadas.

Pero para el jugoso negocio del futbol, las empresas han optado por callar y llegar incluso a ser cómplices de abusos. Tal es el caso, por ejemplo, al que se enfrentó Brasil el año pasado al auspiciar la Copa del Mundo.

Desde el 2003, este país latinoamericano había prohibido la venta de alcohol en sus estadios como una medida preventiva de las riñas que suelen surgir entre fanáticos. En varias ocasiones estos conflictos llegan incluso a cobrar la vida de espectadores, por lo que el Gobierno tomó una difícil decisión para proteger el bien común.

El problema es que la marca de cerveza Budweiser es uno de los patrocinadores oficiales de la FIFA y el Mundial de Futbol uno de sus eventos más lucrativos. Con todo su poder económico, la FIFA fue capaz de presionar el gobierno brasileño para que cambiara su legislación y creara lo que se conoció como la “Ley Budweiser” que permite de nuevo la venta de alcohol en estadios deportivos.

No obstante, el comportamiento que le ha merecido a estas empresas una roja directa es el silencio cómplice que han ejercido durante años.

Comienzan a temblar

Ahora que nueve directivos y cuatro empresarios fueron arrestados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, varios patrocinadores expresaron su preocupación.

Uno de los primeros en quejarse fue Visa Inc. que amenazó ayer con dejar de patrocinar a la FIFA si esta no actúa rápido para restaurar su reputación.

“Esto comienza con la reconstrucción de una cultura con prácticas éticas fuertes, pues en caso de que la FIFA no lo haga, les hemos informado que vamos a reevaluar nuestro patrocinio”, expresó la operadora de tarjetas de crédito y débito mediante un comunicado.

En contraste, Adidas no sólo decidió reiterar su apoyo, si no que invitó en una publicación a que “la FIFA continúe cumpliendo con los estándares de transparencia en todo lo que hacen”.

Mientras tanto, el resto de los grandes patrocinadores de FIFA guardan silencio ante el escándalo. Estas empresas son Coca-Cola, Hyundai-Kia, Sony Corp, Budweiser, Mc Donald’s y Gazprom.

A medida en que las presiones aumentan, las empresas pueden animarse a romper con el silencio. De acuerdo con una encuesta Transparencia Internacional, 4 de cada 5 aficionados al fútbol opinan que el actual presidente de la FIFA, Sepp Blatter, no debería ser reelegido.

La encuesta, que fue realizada a 35 mil personas en 30 países diferentes, también reflejó que el 69.2 por ciento de los aficionados no tienen confianza en la FIFA.

Entre más caiga la popularidad del organismo, será más sencillo que las empresas se desentiendan del mismo y dejen de otorgar dinero.

Nike coopera

Además de los altos ejecutivos que fueron arrestados esta semana, la marca de artículos deportivos Nike se encuentra en el ojo del huracán.

Aunque el nombre de la empresa no fue mencionada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el procurador general de este país mencionó que algunos de los delitos investigados giran en torno a acuerdos que un patrocinador de ropa deportiva realizó con el equipo nacional de futbol de Brasil.

De acuerdo con el Huffington Post, la empresa que mencionan las autoridades no puede ser otra más que Nike que firmó un contrato de 160 millones de dólares para patrocinar durante 10 años a los brasileños en 1996 (contrato que fue renovado hasta el 2018).

Esto ejemplifica el grado de involucramiento que tienen los patrocinadores en los escándalos de la FIFA.

Críticas en la web

Una campaña iniciada por un usuario de Reddit refleja los logos de varias empresas patrocinadoras de FIFA como promotores de los trabajos forzados que se realizan en Qatar para llevar a cabo el Mundial de Futbol en ese país.

> La FIFA Nostra

> El lado escuro de la FIFA

Exit mobile version