El gobierno de Andrés Manuel López Obrador está enfocando recursos públicos para evitar que el costo de la gasolina se dispare y junto con ella el de otros productos y servicios básicos en el país.

Durante los primeros seis meses del 2022, el Gobierno federal destinó 158 mil 817 millones de pesos en estímulos fiscales para  contener los costos de la gasolina, informó el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Esta cifra representa 458 por ciento más de lo que se destinó en estímulos fiscales al costo de estos energéticos durante los primeros seis meses de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021.

Para tratar de contener el incremento en los precios, la Secretaría de Hacienda aplica estímulos al Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS) que se paga por cada litro de gasolina o diesel que consumen los mexicanos.

Los precios finales de los combustibles en México reflejan el precio internacional del petróleo, el costo de transporte y almacenamiento, el margen comercial de cada compañía, el costo de refinación, el IEPS y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), así como el tipo de cambio.

“El IEPS que se pagaba el año pasado, que pagan de manera normal para compensar y que no haya tanta variación en el precio, ese estímulo fiscal en el 2022 alcanzó un apoyo de 114 mil 771 millones de pesos. Y el complementario que entró a finales de marzo a la fecha lleva ya 44 mil millones de pesos. Este incremento nosotros esperamos que el siguiente mes sea mucho más alto.

“El total de los apoyos para combatir la inflación es de 159 mil millones de pesos, es decir, los esfuerzos de este gobierno para evitar que la gente tenga una inflación en su canasta básica es de 160 mil millones de pesos”, detalló Raquel Buenrostro, titular del SAT durante la conferencia matutina presidencial del lunes 4 de julio.

Cada semana la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) da a conocer a través del Diario Oficial de la Federación (DOF) las cuotas de estímulo fiscal a las gasolinas y el diésel y para esta semana se reportó una ligera disminución al pasar de 5.6758 a 5.3507 pesos la gasolina Magna, la Premium de 6.4093 a 5.6039 pesos; y el diésel de 7.1493 a 5.7885 pesos.

“La volatilidad (del costo de las gasolinas) no ha sido tan grande como en otros países y se explica por los subsidios que el gobierno está dando, que desde luego tienen un impacto para las finanzas públicas, pero observó que sea poco probable que el gobierno vaya a dejar de subsidiar las gasolinas sobre todo porque ha sido una de las prioridades de este gobierno: mantener estables los precios de los energéticos, entonces veo al gobierno dispuesto a absorber ese impacto que tiene en las finanzas públicas”, afirmó Arturo Carranza, analista del sector energético en entrevista.

El presidente Joe Biden quiso aplicar una medida similar a la del gobierno mexicano para contener el costo de estos energéticos a través de una solicitud al Congreso de exentar el impuesto federal a las gasolinas por tres meses para aliviar directamente a los consumidores de ese país ante la escalada de los precios de los energéticos, que en gran medida se debe al desajuste en mercados internacionales por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania.

La invasión a Ucrania por parte del país dirigido por Vladimir Putin, que actualmente es el tercer productor del mundo de petróleo crudo a nivel mundial después de Estados Unidos y Arabia Saudita y el número cinco en exportaciones de gas natural, ha provocado una serie de impactos negativos en el mercado de hidrocarburos, que está generando estragos en el precio de la gasolina.

 Aplauden recaudación

Este lunes 4 de julio, en el marco de la celebración del 25 aniversario del SAT, Buenrostro informó que durante el primer semestre del año la recaudación aumentó un 2.7 por ciento real comparada con el mismo periodo del 2021.

“La recaudación está por encima y ya superó los niveles de la prepandemia sin ningún problema e incluso todo… Ahorita vamos a observar que nunca bajó, nunca bajó a pesar de la pandemia y a pesar de la crisis de la guerra de Ucrania con Rusia”, señaló la Jefa del SAT.

Buenrostro aseguró que este incrementó se debe, en gran medida, a la fiscalización a los grandes contribuyentes que de enero a junio del 2022 aumentó en 20.7 por ciento en términos reales en comparación a los primeros seis meses del año pasado.

La recaudación por el Impuesto Sobre la Renta (ISR) también registró un incremento de 32.1 por ciento en términos reales, en tanto al Impuesto al Valor Agregado (IVA) aumentó en 6.6 por ciento durante el primer semestre de 2022 comparado con el del año pasado.

Cita: “La volatilidad (del costo de las gasolinas) no ha sido tan grande como en otros países y se explica por los subsidios que el gobierno está dando”, Arturo Carranza, analista del sector energético

Destacado: 458 por ciento más de lo que se destinó en estímulos fiscales al costo de las gasolinas durante los primeros seis meses de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021.

También puedes leer: ‘Calmar’ gasolinas a la mexicana, el reto de Joe Biden