El Banco de México (Banxico) advirtió que pese a las modificaciones hechas al proyecto de decreto, que reforma los artículos 20 y 34 de la Ley que rige a la institución respecto a la captación de moneda extranjera en efectivo, persisten riesgos de intervención.

En un comunicado, el organismo indicó que las reformas aún “podrían dar lugar a que autoridades extranjeras impongan restricciones a las entidades financieras de su país que ofrecen servicios de corresponsalía a las instituciones mexicanas”.

Los riesgos se encuentran centrados en los servicios de corresponsalía a las instituciones mexicanas para procesar la moneda extranjera.

También podrían afectar, o limitar, las operaciones y acuerdos celebrados con el Banco de México.

Al filo de la medianoche del 10 de diciembre, Banxico emitió una misiva en la que explicó este y otros riesgos derivados de las normas previstas en el proyecto de decreto.

TE SUGERIMOS: LOGRA MAYORÍA EN EL SENADO APROBAR REFORMAS AL BANXICO EN MATERIA DE CAPTACIÓN DE DIVISAS

Según el Banco Central, dichas reglas vulnerarían la autonomía de Banxico para el ejercicio de sus funciones.

Este riesgo existe cómo resultado de la determinación en ley de operaciones activas que el banco central quedaría obligado a realizar.


En particular, el proyecto de decreto obligaría al Banco Central a realizar operaciones activas de alto riesgo que puedan comprometer la disponibilidad de los activos internacionales en reserva y el cumplimiento del mandato constitucional de preservar el valor adquisitivo de la moneda nacional

Banco de México

Banxico declaró estar disponible para trabajar de la mano con el Congreso para “identificar las alternativas de solución más adecuadas para atender los objetivos del proyecto”.

Todas estas alternativas se buscarían sin poner en riesgo el funcionamiento del sistema financiero, la operación del banco central y la disponibilidad de la reserva de activos internacionales”.