El riesgo de la estimación

La sobreestimación del tipo de cambio peso-dólar representa un riesgo para las finanzas públicas, según Ernesto Revilla, director de Estudios Económica de CitiBanamex. 

 

Comparte esta nota
El presidente del CCE dijo que el efecto de mayores ingresos derivados de un precio más alto del dólar, puede revertirse por un mayor costo de importación de gasolinas 

La sobreestimación del tipo de cambio peso-dólar representa un riesgo para las finanzas públicas, según Ernesto Revilla, director de Estudios Económica de CitiBanamex. 

 

La Cámara de Diputados elevó la estimación del tipo de cambio propuesta por el Ejecutivo en la Ley de Ingresos de la Federación 2017 de 18.22 pesos por dólar a 18.62 pesos por dólar. 

 

Pese a que la moneda mexicana ha estado sujeta a una fuerte presión en los últimos meses, patente en la depreciación frente al dólar de 7.36 por ciento en lo que va del año, Revilla considera que la proyección de la divisa nacional se encuentra subvaluada. 

 

“Hay un elemento de riesgo en el tipo de cambio que se aprobó, nosotros estamos previendo un peso más apreciado porque el efecto Trump es menor”, señaló el economista de CitiBanamex en el marco de un seminario organizado por el Senado de la República. 

 

El banco espera que el tipo de cambio se encuentre alrededor de los 18.30 pesos por dólar para el siguiente año, una estimación aproximada a la proyección original de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. 

 

La anotación de CitiBanamex sucede a las preocupaciones que ha expresado la iniciativa privada respecto al cambio en las estimaciones del tipo de cambio y de la plataforma de producción petrolera, que se modificó al alza en 19 mil barriles diarios. 

 

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, dijo que el efecto de mayores ingresos derivados de un precio más alto del dólar, y su efecto a través de la renta petrolera, puede revertirse por un mayor costo de importación de gasolinas. 

 

“Lo fundamental es que no se hagan cuentas de mayores ingresos que al final no pueden lograrse, deteriorando el balance de las finanzas públicas durante el ejercicio”, refirió Castañón. “No hay margen para que el déficit siga creciendo”, añadió. 

 

Sin embargo, la modificación que realizó la cámara baja se acerca más a la estimación promedio de 18.65 pesos por dólar que realizan los especialistas en economía del sector privado consultados por 

Banco de México para el 2017.

Salir de la versión móvil