Cisco anunció que despedirá a 5 mil 500 empleados, cerca del 7 por ciento de su fuerza laboral, como parte de un cambio de enfoque en su modelo de negocios.

 

El recorte ocurre después de que la compañía presentó una baja de 6 por ciento en sus ingresos del cuarto trimestre fiscal, que terminó el 30 de julio. 

 

El sitio de noticias de tecnología CRN, asegura que este despido masivo es el primer paso de un plan de la compañía para recortar 14 mil empleos.

 

La política de la firma tecnológica ocurre en medio de una transición en la que se busca cambiar  el enfoque desde el negocio tradicional de hardware hacia el negocio de software.

 

Mientras que en el primero se presentan márgenes más angostos y mayor estrés competitivo por el crecimiento de jugadores como Huawei, los servicios de nube informática, seguridad y de software ofrecen retornos a la inversión crecientes.  

 

“Esos negocios presentan márgenes más amplios, esto es parte de una transición integral”, dijo Kelly A. Kramer, directora financiera de Cisco.