¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

ChinaVsIndia

Choque fronterizo entre China e India

Nayeli Meza Orozco

China e India sostienen un conflicto territorial que pone en riesgo su estabilidad económica y política, aunque ninguno está dispuesto a comenzar una guerra por los costos de esta decisión


Sep 14, 2020
Lectura 5 min
portada post

Un conflicto se cierne al otro lado del mundo. China e India se encuentran en medio de un enfrentamiento fronterizo en la Línea de Control Real (LAC), parte del territorio de la región de Cachemira y que también pasa por la región de Ladakh.

Desde hace semanas miembros de alto nivel de ambos gobiernos sostienen reuniones para llegar a un acuerdo con el objetivo que de alguno de los dos saque la bandera blanca.

Sin embargo, al menos por ahora, ni el elefante ni el panda se encuentran en la mejor disposición de hacerlo, a pesar de son conscientes del peso que tienen cada uno en armamento militar.

179 mil mdd destina China a su defensa nacional

Al comparar sus presupuestos en defensa nacional, el gobierno chino destina al año alrededor de 179 mil millones de dólares, en contraste con los 67 mil millones de India, de acuerdo con el Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI).

El Global Fire Power, evidencia que China posee una ventaja sobre India, en términos de número de fuerzas terrestres y arsenal militar, aunque Nueva Delhi cuenta con ventajas que reducen su vulnerabilidad a las amenazas y ataques chinos.

Este conflicto no es nuevo, pero cobró relevancia en los últimos meses porque ambos persiguen poder, control y defender su discurso nacionalista

- Enrique Dussel Peters

coordinador del Centro de Estudios China-México (Cechimex) de la Facultad de Economía de la UNAM

El aliado incómodo

El apoyo de China a Pakistán, histórico rival de India, también es otro motivo de tensiones entre ambas naciones. Este posicionamiento cobra relevancia porque el triángulo India-Pakistán-Chinaposee un largo historial de disputas fronterizas no resueltas.

Por un lado se encuentra la Línea de Control Real (LAC), mientras que India y Pakistán se han enfrentado de manera continua por la Línea de Control (LOC).

En un análisis del Centro Henry L. Stimson se detalla que con la retirada de Gran Bretaña del subcontinente tras la descolonización de la posguerra ocurrió una reconfiguración de las fronteras políticas compartidas en el sur de Asia ocasionando que en algunas regiones comenzaran conflictos.

Desde 1947, India y Pakistán suman cuatro guerras, de ahí se puede explicar la relevancia de la disputa fronteriza entre China e India en 1962 y los múltiples conclictos de los tres países. La dimensión militar de este triángulo evolucionó hasta que Beijing e Islamabad firmaron un convenio de delimitación de fronteras en 1963.

En medio de los conflictos entre el panda y el elefante, Pakistán apoyó hace unos meses a su antiguo amigo. Shah Mahmood, ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán, defendió a China argumentando que hizo todo lo posible para resolver el problema de manera pacífica, pero India no lo tomó con la misma actitud lo que derivó en un enfrentamiento en el que 20 soldados perdieron la vida.

16,600 mdd exportó India al territorio chino el año pasado

“La frontera de 3 mil 500 kilómetros de Ladakh y el Tíbet es una región en disputa. Si India cree que puede devorar esta área, entonces quizás no será aceptable para China”, aseguró el funcionario.

¿Guerra entre China e India a la vista?

Los ejércitos de China e India sostienen negociaciones para llegar a un acuerdo, no obstante, la tensión en la zona no disminuye.

Algunos de los factores que se relacionan con esto tienen que ver con que ambas naciones desarrollaron infraestructura en la zona fronteriza y tienen intereses en común por el dominio del territorio.

Las tensiones entre China e India no son nuevas, pero los dos son conscientes de que una guerra no es el camino a tomar, mucho menos en medio de una pandemia como la que vive el mundo en este momento.

Por un lado, Pekín ya se enfrenta a múltiples problemas, en especial porque tiene un frente abierto con Estados Unidos. Otro factor es que si se desencadena una guerra ambos tendrían que asumir un costo económico y político, sin descontar que también les afectaría en su flujo comercial bilateral, ya que China es el segundo socio comercial de India.

Al cierre del año pasado, las exportaciones al territorio del panda ascendieron a 16 mil 600 millones de dólares, en tanto que las importaciones sumaron 65 mil 260 millones, de acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas china.

El especialista en temas asiáticos, Enrique Dussel Peters, descarta la posibilidad de que este choque fronterizo derive en algo más grande por las condiciones que rodean a China e India.

“No creo que en el corto plazo se declaren una guerra porque ninguno está en la posición económica, social y política para atravesar por una guerra en este momento. Ambos cuentan con armas nucleares, pero si no las han usado hasta ahora es por algo, es un conflicto muy focalizado que no tiene intenciones de llegar a algo más”.

También puedes leer: Panorama sombrío en la India ante Covid-19

Comentarios