¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

AbastoDeGas

Carlos Slim, ¿héroe en disputa de gasoductos con AMLO?

Nayeli Meza Orozco

Los empresarios y el gobierno resolvieron sus diferencias en los contratos sobre los gasoductos con lo que se logrará un ahorro para CFE. Aunque por ahora se garantiza el abasto, en el largo plazo los montos invertidos serán superiores a los originales


Ago 28, 2019
Lectura 5 min
portada post

El mensaje fue claro. Al menos por ahora, el gobierno y los empresarios volvieron a hacer las paces. No se sabe cuánto tiempo durará esta tregua, pero algo es innegable: el grupo que acompañó al presidente Andrés Manuel López Obrador durante el anuncio sobre el acuerdo que se logró para renegociar los contratos de gasoductos entre la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y las empresas constructoras lucía feliz, feliz, feliz.

Se prevé que este convenio represente un ahorro de 4 mil 500 millones de dólares para CFE y que garantice el abasto de gas para la industria eléctrica.

El mayor agradecimiento del inquilino de Palacio Nacional fue para Carlos Slim Helú, presidente de Grupo Carso, quien se convirtió en el primero de los involucrados en levantar la pluma para firmar el acuerdo por Carso Energy.

Las otras dos que aceptaron fueron IEnova, presidida por Carlos Ruiz Sacristán, y TransCanadá, a cargo de Robert Jones.

De los cuatro involucrados el único que, por el momento, no aceptó es Fermaca, conocido por ser el segundo operador de infraestructura de transporte de gas natural en el país. Sin embargo, el presidente López Obrador adelantó que CFE aún continúa en proceso de negociación.

El acuerdo también permitirá a la Empresa Productiva del Estado (EPE) comercializar, a través de CFEnergía y CFE Internacional, alrededor de 8 mil 200 millones de pies cúbicos diarios (MMPCD) de gas natural de los cuales 63 por ciento se destinarán a las plantas generadoras de la EPE y 37 por ciento para la industria nacional.

Paul Alejandro Sánchez, director de la organización Ombudsman Energía México, opina que esta tregua de los gasoductos tiene claroscuros, aunque va en contra de la retórica de la Cuarta Transformación.

“Lo positivo es que se llegó a una solución para reactivar los ductos, pero para lograr los ahorros que se esperan se van a tener que extender los contrato por más tiempo y por ende los montos que se invertirán. El gobierno está pateando el bote y deja claro que el poder político y económico no están tan separados como decía”, precisa el doctor en política pública con experiencia en materia energética.

El primer gasoducto que entrará en operación será El Marino del Consorcio IMG (TC EnergyIenova) que va del Sur de Texas a Tuxpan y tiene una capacidad de 2 mil 600 MMPCD. Este proyecto llevará gas a más de 14 centrales de generación y apoyará a la industria nacional con mil 040 MMPCD, según información de CFE.

Prueba superada

El fin a la disputa sobre los contratos de gasoductos no solo puso contentos a varios a analistas, también provocó un alza en las acciones de las involucradas.

Al cierre de la sesión del martes, los papeles de Grupo Carso lograron una ganancia de 2.85 por ciento, en tanto que los de IEnova avanzaron 1.95 por ciento, de acuerdo con datos de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La agencia calificadora Moody’s, que en los últimos meses ha sido una crítica de las decisiones del Gobierno federal, recibió con buenos ojos el anuncio, al considerar que la medida será positiva para el crédito de estas empresas, ya que brinda certidumbre a las inversiones y asegura que los proyectos continuarán avanzando.

“Entendemos que las tarifas disminuirán y que los plazos de los contratos cambian, sin embargo, el retorno de las inversiones para las empresas no tendrá un impacto material. La entrada en operación de los gasoductos permitirá que CFE tenga acceso cierto y sostenido a fuentes de gas, lo que apoyará a su vez al mantenimiento de tarifas competitivas para sus usuarios finales”, detalla Roxana Muñoz, AVP Analyst de Moody’s Investors Service.

Aunque los detalles exactos del acuerdo no se han revelado, los analistas de Barclays adelantaron que con este convenio IEnova tendrá más flujos de efectivo durante los primeros años del acuerdo, además de que creen que esta negociación será exitosa para la compañía, ya que permitirá a la gerencia enfocarse en el crecimiento y nuevos proyectos.

“El riesgo regulatorio para IEnova debería ser menor y no vemos ningún riesgo inminente de que el gobierno negocie ningún otro contrato con la compañía”, explicaron en un informe.

¿El verdadero héroe de los gasoductos?

Carlos Slim fue la pieza clave para que se destrabaran las negociaciones entre la cúpula empresarial y el gobierno, gran parte de esto se debió a que el Ingeniero egresado de la UNAM debía velar por los intereses de Carso Energy en Samalayuca-Sásabe.

En 2015, Carso Electric ganó la licitación de CFE para la prestación de servicios de transporte de gas a través de dicho gasoducto, que va de Chihuahua y Sonora. Carso Energy posee el 100 por ciento de participación de la filial Slim. El gasoducto tiene una longitud de 614 kilómetros con una capacidad de 472 MMPCD.

Paul Alejandro Sánchez considera que la tregua es una señal de que el presidente sabe que se equivocó, pero no lo reconocerá. También considera que poner al centro de la mesa a Carlos Slim no es tan positivo para la 4T.

“Que el empresario se haya llevado todos los aplausos le resta legitimidad a la figura presidencial, porque se entiende como que el gobierno no es capaz de resolver los problemas con el sector privado y que la economía está por encima de la política”.

Te puede interesar: Empresarios afirman que acuerdos de gasoductos son para beneficio de la nación
Comentarios