La recuperación de la economía llegará en 2020. Sin embargo, reactivar a México será complicado. El año pasado la desaceleración, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y la falta de inversión metieron freno al crecimiento a nivel nacional e internacional.

Analistas estiman que en el segundo trimestre la economía mexicana tomará más fuerza apoyada de una mejoría en las finanzas públicas, continuidad a los mecanismos para aumentar la recaudación fiscal y un aumento en el consumo privado.

La participación de los empresarios será clave para mejorar el actual panorama de la economía. Este año se pondrán en marcha 72 proyectos en territorio azteca en las áreas de transporte, telecomunicaciones, agua y saneamiento, energía, turismo y salud, como parte del Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura.

Entre los personajes a los que se les deberá seguir la pista están Arturo Herrera, secretario de Hacienda; el empresario Carlos Slim; los miembros de la Junta de Gobierno de Banxico; Raquel Buenrostro al frente del SAT, y Jesús Seade, con la próxima entrada en vigor del T-MEC.

Arturo Herrera, el hombre de las finanzas

El secretario de Hacienda y Crédito Público tendrá un rol decisivo durante este año, pues la correcta implementación del Paquete Económico para el ejercicio fiscal 2020 será su mayor prioridad y también deberá cumplir con la promesa de mantener en orden el gasto público.

Entre los objetivos prioritarios del hombre encargado de las finanzas del país está robustecer las fuentes de ingreso a través de mecanismos como el que se aplicó el año pasado con la cancelación de la llamada compensación universal, así como la incorporación de la economía digital a un esquema de tributación.


Mantener finanzas sanas es la mayor prioridad

Arturo Herrera

Secretario de Hacienda

Herrera también tendrá en sus manos la difícil tarea de controlar las finanzas públicas y aprovechar las condiciones del mercado para mejorar el perfil de la deuda pública de México.

Carlos Slim, el rey de las inversiones

El hombre más rico de México moverá las fichas del tablero de una manera estratégica. Diversos economistas coinciden en que su jugada más importante será la inversión por más de 70 mil millones de pesos que realizará durante este año en los sectores de telecomunicaciones, energía y construcción.

Otra de las decisiones que marcarán la agenda económica será la participación de Slim en las licitaciones del Tren Maya, uno de los proyectos insignia de la Cuarta Transformación.

+70 mil

millones de pesos invertirá Slim este año

A la par estarán los empresarios del país representados por Gustavo de Hoyos, líder nacional de la Coparmex, y Carlos Salazar, quien preside el CCE. Estas figuras se preservarán como uno de los contrapesos más importantes del Ejecutivo Federal.

Jesús Seade, el negociador de la 4T

El economista cobró relevancia desde antes de que comenzara el actual sexenio, gracias a su participación en las mesas de negociación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Durante 2019, Jesús Seade fue la pieza central para que se lograra la firma del protocolo modificatorio del acuerdo, a pesar de que días después una confusión en el apartado laboral provocó tensiones con Estados Unidos.

El subsecretario para América del Norte tiene la enmienda de supervisar que una vez que entre en vigor el T-MEC se respete lo acordado por todas las partes y proteger los derechos de México en materia comercial frente a sus socios.

Junta de Gobierno de Banxico, halcones vs palomas

Los analistas estarán al pendiente de las decisiones que tome el equipo encabezado por el gobernador del Banco de México (Banxico) Alejandro Díaz de León, pues el año pasado redujeron por primera vez en cinco años el precio del dinero y mantuvieron esta racha durante las últimas cuatro reuniones de política monetaria, hasta ubicar a la tasa en un nivel de 7.25 por ciento.

Lo más interesante será analizar los votos que realice la Junta de Gobierno integrada por Irene Espinosa, Javier Guzmán, Gerardo Esquivel, y Jonathan Heath, pues el grupo está dividido por halcones (quienes buscan mantener la inflación baja) y palomas (defienden otros temas, como el tipo de cambio).

El año pasado, a Javier Guzmán se le consideró el mayor disidente, ya que se opuso a bajar la tasa en un par de reuniones.

Raquel Buenrostro, la nueva jefa del SAT

Tras la salida de Margarita Ríos-Farjat del SAT, el presidente Andrés Manuel López Obrador nombró en su lugar a Raquel Buenrostro, quien hasta diciembre pasado se desempeñaba como Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda.

La nueva jefa del SAT deberá dar continuidad a los programas impulsados por su antecesora en el combate contra las factureras, empresas que simulan operaciones y que generaron un daño fiscal al país por 354 mil millones de pesos.

También tendrá mano rígida para aumentar la recaudación tributaria en México, sin caer en un terrorismo fiscal, y cumplir con el cometido del gobierno de no crear ni aumentar impuestos durante el 2020.

Los otros factores de la economía mexicana

El entorno económico estará sujeto a varios indicadores que podrían impulsar el desarrollo del país en el mediano plazo y aunque el panorama luce alentador, especialistas consideran que aún no es tiempo de festejar.

La inflación, la tasa de referencia y el tipo de cambio mostraron una notable mejoría el año pasado, pero el PIB quedó estancado ante la falta de inversión y las tensiones geopolíticas, así como el enfriamiento de las economías de Estados Unidos, China y Alemania.

Con estos resultados, los analistas opinan que la Secretaría de Hacienda y el Banco de México tendrán que ajustar los tornillos para que la maquinaria pueda moverse de nuevo.

Crecimiento, el gran reto de la economía

México quedó reprobado en crecimiento durante el año pasado, sin embargo, organismos nacionales e internacionales se muestran más optimistas de que el país pueda mejorar sus condiciones en el 2020.

Analistas del sector privado consultados por Banxico en diciembre pasado estiman que la economía crecerá 1.10 por ciento anual este año, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un nivel de 1.3 por ciento.

Inflación, respiro para Banxico

El objetivo prioritario del banco central es mantener una inflación baja y estable y, al menos durante el año pasado, esto se logró.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 2.97 por ciento al cierre de noviembre, de acuerdo con datos del Inegi. La expectativa anual para el 2020 es que la tasa se sitúe en 2.94 por ciento, ubicándose por debajo de la meta establecida por Banxico.

Analistas descartan fuertes presiones inflacionarias, así como un aumento en los precios de insumos y materias primas.

Tasas de interés, ¿en sintonía con la Fed?

La Junta de Gobierno de Banxico dio la sorpresa en 2019 al reducir la tasa de interés hasta ubicarla en 7.25 por ciento durante su última reunión.

Especialistas sugieren que esta medida siguió los pasos de la Fed, ya que en su último y tercer recorte puso sus tipos entre 1.50 por ciento y 1.75 por ciento.

7.25

por ciento es la tasa de referencia de Banxico

Aunque ambos organismos mantuvieron la misma tendencia, para este año se cree que podrían hacer una pausa en el ciclo.


No solo personajes moverán la economía y las finanzas del país, también se espera que lo hagan algunos indicadores

Tipo de cambio, ganar poco a poco

Sin duda la moneda mexicana experimentó una fiesta el año pasado, ya que se apreció por encima del 5 por ciento, a pesar de que se suscitaron varios eventos que provocaron incertidumbre en el mercado nacional.

Entre los factores que contribuyeron a la apreciación del peso están la aprobación del protocolo modificatorio al TMEC, un mayor apetito al riesgo, y el recorte en la tasa de referencia del banco central. Para este año, Hacienda prevé que el tipo de cambio se ubicará en 20 pesos por dólar.

También puedes leer: Panistas critican estrategias de seguridad y economía de la 4T