¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

MERCADOS

Cambio de ciclo bursátil

Mara Echeverría y Nayeli Meza

A pesar de que México cuenta con dos bolsas de valores, aún son pocas las empresas que optan por esta alternativa para capitalizarse, hecho que hace menos atractivo al mercado


Ene 14, 2019
Lectura 8 min
portada post

El mercado de valores mexicano aún está en desarrollo y aunque lleva más de 100 años de existir no ha logrado crecer para estar a la par del mundo. Actualmente México ocupa el lugar 44 en empresas listadas con 144, pero al compararlo con el tamaño de la economía se deberían tener al menos 850 emisoras.

En territorio nacional operan la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y, desde hace casi seis meses, la Bolsa Institucional de Valores (Biva). A pesar de que la apertura del mercado podría significar un mayor interés por parte de las compañías, la regla no se cumple en todos los casos.

Prueba de ello es que durante 2018 no se realizaron Ofertas Públicas Iniciales (OPIs), es decir, que no se listó ninguna acción de nuevas empresas emisoras, situación que no se presentaba desde 2009.

A la BMV sólo han ingresado 20 compañías en el mercado accionario de 2013 a la fecha, ya que prefieren apostar por la colocación de deuda o por los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces, conocidos como Fibras.

20 empresas han salido a bolsa de 2013 a la fecha

Gustavo Martínez, presidente de la comunidad de inversión Snowball, explica que más allá de las plataformas bursátiles, el mercado debe redefinir su enfoque con el objetivo de que las pequeñas y medianas empresas tengan un papel importante en el sector bursátil, que además daría paso al desarrollo de la economía nacional.

“El número de empresas listadas no ha crecido de forma importante en los últimos 20 años, es un tema muy grave y es necesario transformarlo”

- Gustavo Martínez

Presidente de Snowball

El especialista añade que las nuevas plataformas deberán permitir a las corporaciones más pequeñas nacer dentro de un ecosistema bursátil para evitar un complicado sistema de adaptación.

El año pasado, el índice IPC de la BMV tuvo una caída de 15.63 por ciento, la sexta más grande en los 40 años de historia del principal indicador del mercado accionario mexicano y la peor desde 2000, mientras que el índice FTSE de BIVA acumuló una pérdida de 15.67 por ciento, de acuerdo con información de ambos grupos.

Humberto Calzada, analista de mercados financieros para Rankia México y Latinoamérica, comparte que el ecosistema bursátil nacional se ha quedado rezagado desde 2014 derivado de episodios de volatilidad. Desde entonces, la BMV ha crecido sólo un 3.92 por ciento.

2,500 mdd es el valor de capitalización promedio de las empresas públicas en México

“El mercado mexicano de valores se encuentra en una etapa de estancamiento, pero esto lejos de verlo como algo negativo debe tomarse como una oportunidad en términos de valuaciones. Hay una bolsa que está en crecimiento y podría ser muy atractiva para los inversionistas siempre y cuando se tengan las condiciones para que el mercado pueda seguir creciendo”, detalla Calzada.

Sumar fuerzas para crecer

Tras cinco años de preparativos, Biva inició operaciones el 25 de julio de 2018. Su llegada al mercado bursátil acabó con la hegemonía de la BMV, que se mantuvo como el único competidor en el país durante los últimos 43 años.

Más allá de la competencia, los especialistas coinciden en que ambos centros bursátiles deberán unir fuerzas para terminar con la sequía de OPIs en el mercado mexicano y al mismo tiempo aumentar el valor de capitalización promedio de las empresas públicas en México, que asciende a dos mil 500 millones de dólares en promedio, de acuerdo con datos publicados por Biva.

El reto no es menor, ya que el número de las emisoras que cotizan en los diferentes índices de las bolsas queda muy por debajo en comparación con otros mercados.

El ecosistema bursátil nacional está rezagado desde 2014

Gustavo Martínez destaca que la competencia beneficia el desarrollo económico de las industrias, pero para enfrentar los desafíos en el panorama nacional, la BMV y Biva necesitan complementarse, sobre todo, porque esta última puede cerrar los huecos que existen respecto a la captación de nuevas emisoras de menor tamaño.

La BMV tiene más de 140 emisoras, pero Antonio Sandoval, economista y analista de mercados financieros, opina que el reto es mucho mayor para Biva, ya que durante sus primeros meses de operación sólo colocó dos Certificados Bursátiles; dos de deuda y ha registrado a varias empresas al Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC), aunque se mantiene optimista.

“Durante este año, Biva deberá consolidarse y lo puede lograr si implementa una estrategia que logre captar la atención de las compañías que aún no voltean a ver al sistema bursátil”.

Impulso para crecer

El futuro para el mercado bursátil puede tener un nuevo amanecer, aunque antes de mirar hacia un nuevo horizonte deberá sortear algunos baches económicos.

En un intento por impulsar el sector financiero, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México (Banxico) presentaron ocho acciones que permitirán, entre otras cosas, profundizar tanto el sector bancario como el mercado de valores.

144 empresas cotizan en la BMV

Uno de los puntos de la estrategia está enfocado en el fortalecimiento de incentivos para la incorporación de empresas al sector bursátil, así como la eliminación de discriminación entre inversionistas.

Esto quiere decir que cuando se realice una OPI se otorgará una tasa equivalente al 10 por ciento del Impuesto Sobre la Renta (ISR) sobre la ganancia en la enajenación, en tanto que para la compra de bonos corporativos se dará la acreditación del 100 por ciento de la retención del ISR para extranjeros residentes con inversiones de deuda corporativa.

Al respecto, María Ariza, directora general de Biva, comparte que esto ayudará a que el mercado bursátil nacional sea mucho más competitivo.

“Las medidas del gobierno y Banxico vienen a complementar el esfuerzo que estamos haciendo y nos ayuda mucho en la parte de la promoción”

- María Ariza

Directora general de Biva

“Es un gran paso para todo el gremio, ya que se dará esa profundidad que buscamos desde hace años y con la que más empresarios pondrán financiarse a través del mercado bursátil que, sin duda, es uno de los métodos más eficientes para poder tener un crecimiento económico importante para el país”, detalla.

Ariza adelanta que para este año tendrán su primera colocación de acciones, sin embargo, hasta dentro de un par de días retirarán confidencialidad para dar más detalles.

“Estoy muy contenta porque es nuestro primer listado de acciones en forma”, expone la directora de Biva.

Panorama complicado

Antonio Sandoval, analista bursátil, manifiesta que acabar con la sequía de más de dos décadas del mercado de valores del país no será sencillo, ya que, además de la creación de nuevas plataformas se requieren políticas para acercar a las bolsas con el universo empresarial.

Sandoval añade que uno de los principales errores del mercado es la falta de políticas que permitan conectar con los empresarios, que en la mayoría de los casos visualiza a este sistema como costoso y elitista.

Asimismo, el economista reconoce que se han logrado avances en la materia y aunque no son suficientes, es un buen momento para poner en práctica nuevos métodos.

25 es el lugar que ocupa México en capitalización de mercado

“Es importante dar un primer paso, pero se deben aplicar mayores medidas porque es un tema que no se ha revisado en años”, refiere.

Durante 2018, el mercado bursátil en México enfrentó un panorama complicado, situación que detuvo el número de las empresas que salieron a ofertarse públicamente. Para este año, se espera que ocurra algo similar, ya que los inversionistas se mantendrán a la expectativa de los anuncios del gobierno, además de que se espera que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional sea por debajo de los dos puntos.

No obstante, los programas sociales impulsados por el Gobierno federal pueden beneficiar a las emisoras relacionadas con el sector de consumo, como Herdez, Walmex y Chedraui.

Por el contrario, las empresas de infraestructura podrían tener un menor comportamiento en el año y algunas aeroportuarias como consecuencia de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Durante este año los empresarios se mantendrán cautelosos con sus decisiones, por lo que el mercado bursátil experimentará pocos movimientos extendiendo la racha del año pasado

Gustavo Martínez, presidente de Snowball, estima que los empresarios e inversionistas seguirán tímidos con sus decisiones y apostarán por la capitalización en el mercado bursátil hasta 2020.

“Las empresas van a ser prudentes, pero si las cosas se acomodan a partir del próximo año podrían ocurrir eventos interesantes y en dos o tres años más seremos testigos de la creación de otras plataformas”.


Notas relacionadas

May 28, 2019
Lectura 4 min

MERCADOS

¿Y los bonos verdes?

Viviana Bran


May 28, 2019 Lectura 4 min

Jul 3, 2018
Lectura 4 min

MERCADOS

Empresas de la BMV pierden tras elecciones

Ángel Alcántara Adán


Jul 3, 2018 Lectura 4 min

Ene 22, 2018
Lectura 4 min

MERCADOS

Brasil está de regreso

Lourdes González


Ene 22, 2018 Lectura 4 min

Ene 19, 2018
Lectura 7 min

MERCADOS

La pregunta es cuándo

Rodrigo Carbajal


Ene 19, 2018 Lectura 7 min

Comentarios