¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional

CERVEZAS

¿Cambiará la jugada?

Eduardo Flores

Desde hace años, tanto la Organización Mundial del Comercio y el Fondo Monetario Internacional han argumentado que abrir los mercados a competidores internacionales es beneficioso para el país, pues incrementa la competencia y mejora los productos para los consumidores.

Desde luego que la teoría ha sido tomada en cuenta por unos países más que otros. En los 90, el mercado bancario en México se abrió a la competencia externa, con resultados que todavía hoy son difíciles de medir. 

El caso de las cervezas en México puede ser una prueba más a la teoría. 


May 6, 2013
Lectura 6 min

$188,000 millones de pesos valdrá el mercado de cerveza en México en el 2016

Los últimos datos de venta de Heineken y Grupo Modelo en México fueron bajos, pero se debió más al clima y otros factores estacionales 
que a un mercado en problemas

http://www.youtube.com/watch?v=K2ZZCItVqmw

Desde hace años, tanto la Organización Mundial del Comercio y el Fondo Monetario Internacional han argumentado que abrir los mercados a competidores internacionales es beneficioso para el país, pues incrementa la competencia y mejora los productos para los consumidores.

Desde luego que la teoría ha sido tomada en cuenta por unos países más que otros. En los 90, el mercado bancario en México se abrió a la competencia externa, con resultados que todavía hoy son difíciles de medir. 

El caso de las cervezas en México puede ser una prueba más a la teoría. 

En los últimos meses, el mercado ha tenido  cambios importantes que podrían definir por años la manera de consumir cerveza en el país. 

Primero, la compra de la unidad cervecera de Femsa por parte de Heineken ocasionó lo que después llegó a conocerse como “el principio del fin de la cerveza mexicana”. 

Seguido de ello está la compra del restante 50 por ciento de Grupo Modelo por parte de Ab Inbev, una de las cerveceras más grandes del mundo. Esta última transacción comenzó el 3 de marzo de este año, tras intensas negociaciones con autoridades de competencia de Estados Unidos. 

La entrada timida, pero persistente, al mercado por parte de SAB-Miller, otra importante productora estadounidense, también abre el camino para más fragmentación en el modelo duopolista visto hasta hoy. 

Finalmente, aunque a pasos mucho menores y con ventas modestas, las cerveceras independientes continúan abriéndose paso entre un mercado de consumidores cada vez más exigentes y aburridos con las opciones actuales.

Estos cambios podrían revertirse, o incluso no notarse en el corto plazo, pero podrían cambiarán por siempre a una de las industrias más antiguas del país.

Se perfila 
un nuevo modelo

Hay indicios de que las antiguas costumbres corporativas están cambiando dentro de las empresas. En Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, ahora propiedad de Heineken, el cambio de ejecutivos ha propiciado una inversión importante en rediseñar la imagen de las plantas, de acuerdo con proveedores de la empresa. 

Pero más importantemente, el primer disparo en esta guerra cervecera lo dio SAB-Miller, que se unió con un par de cerveceras independientes para lanzar una queja oficial el 22 de marzo en contra de AB-InBev y Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, que juntos controlan el 97 por ciento del mercado, por supuestas prácticas monopólicas.  

Aunado a los nuevos cambios en filosofía corporativa entre los nuevos dueños, el pastel de ganancias que se deberán repartir en México formará cada vez una parte más importante de sus portafolios. 

Tan sólo el 24 de abril pasado, Heineken reportó decepcionantes números en todo el mundo, debido a una importante disminución en la demanda por sus productos. 

El panorama luce cada vez peor en países avanzados, donde las crisis de deuda golpean al bolsillo de los consumidores y las tesorerías oficiales. Desde el punto de vista de un gobierno, el alcohol es un producto fácil para recaudar dinero, pues basta con solo aumentar el impuesto a su consumo. 

En Francia se esperan nuevos impuestos a los productos de Heineken, que ha sugerido que incrementará entre 15 y 20 por ciento los precios, lo que terminará por dañar aún más sus márgenes de ganancia. 

Contrastan los problemas de los principales mercados de la cervecería holandesa con el panorama más despejado en países en desarrollo. Si bien los últimos datos de ventas, tanto de Heineken como Grupo Modelo en México fueron bajos, se puede argumentar que se debió al clima y otros factores estacionales, más que a un mercado en problemas. 

Business Monitor International estima que el mercado de cervezas en México incrementará un 44 por ciento en ventas para el 2016, mientras que los vinos otro 72 por ciento, aunque este es mucho más pequeño que el primero. 

Considerando lo anterior, el portafolio mexicano para las empresas extranjeras está por ser cada vez más importante. 

El duopolio a revisión

Con más dinero y diferentes maneras de competir a nivel mundial, también podríamos esperar cambios al modelo de duopolio que actualmente caracteriza a la distribución en el país. 

En una entrevista con motivo de su participación en el Foro Mundial Económico realizado en Perú el mes pasado, Karl Lipper, presidente de las operaciones de SABMiller’s en Latinoamérica, declaró: “Si tu eres un tercero prácticamente no tienes oportunidad de entrar en el mercado mexicano.Hay un duopolio muy fuerte.

“Esperamos que las autoridades de competencia tomen las decisiones correctas para cambiar esta situación, será una prueba importante para el presidente Peña Nieto”.

Mencionó también que los planes de la compañía se darán a conocer una vez que en junio se haga pública la resolución de la Comisión Federal de Competencia.

En esta ocasión, la nueva dirección que toma la industria parece tornarse muy a favor de los consumidores. 

Asumiendo que SAB-Miller logra una entrada al mercado más robusta, y que las presiones externas sobre las cerveceras extranjeras que ahora son dueñas de la producción en México los empujen a ponerle fin a los contratos de exclusividad, los consumidores se podrían ver beneficiados tremendamente.

El nuevo modelo de competencia sería un referente que podrían replicar las autoridades en otras industrias poco competitivas en el país, como es el caso de los refrescos, el cemento y las telecomunicaciones. 

Nuevos cerveceros

Estas son las compañías que acaparan 
el mercado en México:

ABInbev

Marcas más conocidas: Budweiser, Michelob. Con Grupo Modelo: Corona, Pacífico.

La cervecera más grande con 35 mil millones de dólares en ventas a nivel mundial.

Compite fuertemente en Brasil con Heineken.

Poca exposición en países asiáticos y africanos, donde está creciendo mucho el consumo.

Buenos resultados en países emergentes como México.

SAB-Miller

Marcas más conocidas: Miller, Pilsner y Peroni

Es la segunda cervecera más grande en el mundo.

Fuertemente diversificada, con importantes operaciones en África y Asia.

Dependiente de marcas de bajo valor.

Tiene 192 marcas regionales en diversos países, en muchos de los cuales domina.

Heineken

Marcas más conocidas: Heineken, Amstel. 
Con Cuauhtémoc Moctezuma: Sol, Tecate, 
Dos Equis.

La tercera cervecera más grande por volumen en el mundo.

En pláticas por comprar la tercera cervecera más grande de Brasil.

Fuertemente dependiente de sectores de bajo crecimiento en Europa.

Tiene 170 marcas 
en 65 países.


Notas relacionadas

Oct 7, 2015
Lectura 5 min

CERVEZAS

SABMiller: Casa dividida

Rolando Hinojosa


Oct 7, 2015 Lectura 5 min

Sep 16, 2014
Lectura 4 min

CERVEZAS

El juego de los cerveceros

Rolando Hinojosa


Sep 16, 2014 Lectura 4 min

Ago 7, 2014
Lectura 4 min

CERVEZAS

Cervezas: mercado sin ley

Rolando Hinojosa


Ago 7, 2014 Lectura 4 min

Feb 12, 2014
Lectura 6 min

CERVEZAS

Meten freno a las artesanales

Rolando Hinojosa


Feb 12, 2014 Lectura 6 min

Comentarios