El mercado inmobiliario sigue sus propias reglas y para demostrarlo están las colonias más populares de la Ciudad de México, en donde la demanda de espacios habitacionales para rentar ha disminuido, pero sus costos siguen aumentando.

Vivir dentro de ciertas colonias populares de la Ciudad de México es el sueño de muchos capitalinos, pero también un gran reto ante la demanda y los precios excesivos que puso a sus habitantes a tomar medidas drásticas para poder seguirlas habitando o buscar espacios más económicos.

19,700
pesos es el costo promedio de rentar un departamento en la Ciudad de México, en tanto que rentar una casa asciende a 38 mil 900 pesos

La pandemia por COVID-19 provocó que en colonias consolidadas como Polanco y Condesa disminuyera la intención de compra o renta de casas y departamentos debido a los precios elevados y la migración de sus habitantes a “colonias de reconversión”, llamadas así por no llegar a un tope máximo de infraestructura como la Tabacalera y Santa María la Ribera que en contraste a los “hot spots” citadinos reportaron un aumento en su demanda de hasta 64 por ciento.

En alcaldías como Benito Juárez, Cuauhtémoc y Álvaro Obregón se registró el aumento en la renta de departamentos y vivienda, en tanto que en Miguel Hidalgo subió el costo de la renta y venta de casas, de acuerdo con el Reporte del Mercado Inmobiliario 2021 de Lamudi.

El incremento de precios ha llegado incluso a causar indignación en redes sociales con anuncios que se viralizaron como el del grupo de facebook Roomies VIP CDMX al ofrecer un cuarto de servicio por hasta cinco mil 500 pesos en la colonia Condesa para poder pertenecer a un penthouse con otros cuatro inquilinos.

“En tema de crecimiento de precios como promedio en venta, las propiedades han crecido un cuatro por ciento y en renta según el tipo de propiedad, por ejemplo, en casa si han tenido crecimiento mientras que para departamentos ha tenido bajas”, apuntó Daniel Narváez, VP de mercadotecnia y comunicación de Lamudi, portal inmobiliario de México en entrevista para Reporte Índigo.

Ante las valuaciones más atractivas en zonas de reconversión, se detectó un crecimiento en colonias como la Cuauhtémoc en un 24 por ciento, Carola con 8.5 por ciento, Escandón en 25 por ciento y hasta un 64 en la Tabacalera.

Por su parte, hay un factor que está sumando a un repunte en el costo final de los inmuebles en venta y es que en los últimos meses los precios de materiales para la construcción aumentaron de forma acelerada.

“Los precios de los inmuebles han aumentado a pesar de la crisis y el tema de la pandemia, por ejemplo, las casas en venta de la Ciudad de México han crecido 4.2 por ciento, los departamentos en venta han crecido 3.7 por ciento y las casas en renta hasta 12 por ciento”, agregó Daniel.

El reporte de Lamudi señala que las colonias con mayor demanda en la capital del país son Narvarte, Del Valle, Polanco, Roma Norte y Condesa.

“En cuanto comenzó el impacto de la pandemia, se contrajo el volumen de demanda inmobiliaria hasta 40 por ciento”
Daniel NarváezDirector de mercadotecnia y comunicación de Lamudi

Contraste del mercado inmobiliario

Los elevados costos del mercado inmobiliario en los alrededores de la capital del país hicieron que la zona conurbada del Estado de México sea el atractivo ideal para los habitantes que llegan a vivir a la Zona Metropolitana del Valle de México.

El Estado de México registró un aumento del 122 por ciento en demanda inmobiliaria durante el primer cuatrimestre de 2021 en comparación con el mismo periodo de 2020, lo que llevó a ocupar la posición dos a nivel nacional en el ranking de los estados con mayor crecimiento en la demanda de propiedades residenciales, comerciales, industriales, oficinas y terrenos en venta y renta, detalla el reporte de Lamudi.

En contraste, la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI destacó dos ciudades dentro del Estado de México con mayor proporción de población que se siente insegura en el país: Ecatepec de Morelos y Naucalpan de Juárez, un índice que tiene impacto negativo para el valor de los bienes raíces de esa entidad.

“Cuando un inmueble se encuentra en una zona de las que se conocen como zonas bravas donde hay índices delictivos altos, rezago muy fuerte en la parte de inversión pública, vías de desarrollo, infraestructura y servicios se puede dar un efecto de minusvalía”, agregó Daniel Narváez.

Parte del debilitamiento de costos y demanda inmobiliaria del Edomex, puso a los habitantes de la Ciudad de México a migrar a estos espacios, tan solo el informe de Movimientos Migratorios del INEGI apuntó que 557 mil 181 personas salieron de la Ciudad de México para radicar en otra entidad y de cada 100 personas, 42 se fueron a vivir al Estado de México entre 2015 y 2020.

“Vimos que mucha gente derivado de la pandemia, tuvo un efecto migratorio no solamente a colonias, incluso ciudades secundarias buscando espacios más baratos y asequibles”, detalló el director de mercadotecnia y comunicación de Lamudi.

También puedes leer: Se reactiva el mercado inmobiliario y el riesgo de otro ‘Boom inmobiliario’