La cadena C&A, que aterrizó en el mercado mexicano hace 20 años, tiene una estrategia para mantenerse en la mira de los compradores en México, donde enfrenta a operadores como Bershka de Grupo Inditex, Forever 21 y H&M.

La compañía que nació en los Países Bajos planea realizar una inversión para crecer a 100 el número de tiendas en el país hacia 2021, estrategia que irá acompañada de un nuevo concepto de mejorar la experiencia de compra que se rige bajo un modelo sustentable.

Marco Guerrero, director de marketing de C&A, detalla en entrevista que el plan es cortar el listón de 5 tiendas por año, por lo que este año cerrarán con 75 puntos de venta, sin contar las reaperturas por remodelación, sin detallar el monto que se invertirá para la expansión.

Sin embargo, la cadena de fast fashion por ahora no planea expandirse a las regiones del país en donde no tiene operaciones, por el contrario, busca centrarse en los lugares en donde tiene éxito probado.


“El plan es analizar las oportunidades para poner las tiendas, al corto plazo, es decir este año, los esfuerzos están centrados en la Ciudad de México”, comenta el directivo.

Las tiendas nuevas y remodeladas operarán bajo un concepto al que han llamado Fashion Market, que ya se implementó en algunas sucursales, entre ellas la que se encuentra en la calle de Venustiano Carranza, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.Este nuevo concepto en las tiendas permite a los clientes transitar como si estuvieran dentro de un mercado, precisa el directivo.

C&A también será cautelosa en sus canales de comercio electrónico, al menos por ahora.

En este sentido, el directivo añade que por ahora sus páginas en línea son únicamente un apoyo para las tiendas, pues en ellas sólo está disponible su catálogo.

Las tiendas que cortarán el listón antes de fin de año se encuentran dentro de los centros comerciales Toreo Parque Central y Plaza Las Antenas, al norte y sur de la capital del país, respectivamente.

“Estamos en la fase de buscar la implementación, pero nuestros esfuerzos como compañía están en el plan de aperturas”, refiere Marco Guerrero.

La llegada de diversas marcas de ropa a México ha tenido un importante crecimiento en los últimos años.

Algunas marcas reconocidas a nivel internacional arribaron de la mano del boom que tuvieron los centros comerciales en el país a partir de 1990.

Desde entonces, los aparadores ofrecen a los mexicanos catálogos con variedades, que en los últimos tiempos buscan mejorar la apuesta de experiencia para los consumidores hombres y mujeres.