El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores cayó ayer un 1.55 por ciento. Esta cifra se unió a la tendencia que reflejaron las bajas generalizadas de los índices bursátiles en el mundo.  

La caída del IPC ocurrió a pesar de un aumento en la producción industrial de México. Según un reporte del INEGI, la actividad industrial del mes de enero se incrementó 0.51 por ciento respecto del mes anterior. En términos anualizados el dato vio un crecimiento del 0.7 por ciento.  

La cifra superó las expectativas de un alza de 0.4 por ciento, de acuerdo a analistas consultados por Reuters. El dato fue impulsado por un aumento de 2.34 por ciento de las manufacturas, único componente del índice de actividad industrial que no sufrió pérdidas.  

En contraste, el ramo de la construcción presentó una disminución de 1.23 por ciento.

El jefe de economistas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en entrevista para Reuters, mencionó que los riesgos para la economía mexicana han aumentado. Sin embargo destacó que aún es temprano para recortar el pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto.

China y Ucrania causan pérdidas 

Los índices de Estados Unidos, el Dow Jones y el S&P 500, perdieron 1.41 por ciento y 1.17 por ciento, respectivamente.   

En Europa, el DAX alemán cedió 1.86 por ciento, mientras que el FTSE inglés y el CAC40 francés tuvieron bajas de 1.01 por ciento y 1.29 por ciento, respectivamente.

El índice VIX, que mide la volatilidad de las acciones estadounidenses, se incrementó en un 12 por ciento, mientras que el indicador de Morgan Stanley para mercados emergentes perdió 1.8 por ciento.

Un consenso de diversos analistas sugiere que los resultados negativos en los índices bursátiles se deben principalmente al temor de que la economía china siga desempeñándose por debajo de las expectativas, así como a las crecientes tensiones políticas en Ucrania.

El gobierno de la República Popular de China ha situado su objetivo de crecimiento del Producto Interno Bruto en 7.5 por ciento, la meta planteada más baja desde 1990. China reportó la semana pasada una reducción de 18.1 por ciento en sus exportaciones de febrero. El déficit de este país llegó a 22 mil 980 millones de dólares.

Un analista de la firma de inversión institucional Bryn Mawr Trust Co. argumentó que los recientes datos positivos sobre el mercado laboral en Estados Unidos podrían incentivar la decisión de la Reserva Federal de acortar el ritmo de su estímulo monetario, lo que afectaría al desempeño bursátil.