¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

NEGOCIOS

Bicimensajeros: Entregas de Cero Emisiones

Nayeli Meza Orozco

Los servicios de bicimensajería van en aumento en México como resultado de los problemas de movilidad vial y el deseo de los usuarios por encontrar formas más eficientes de enviar y recibir paquetes en un menor tiempo


Oct 31, 2019
Lectura 5 min
portada post

Pedalean aun cuando el clima no es favorable. Poco a poco los bicimensajeros han inundado las calles de las principales ciudades de México con una sola meta: desafiar el tránsito y el clima para hacer sus entregas a tiempo.

Aunque esta tendencia nació en Estados Unidos y después se replicó en Europa, en territorio nacional cada vez es más común ver a ciclistas con paquetes al hombro esquivando vehículos y pedaleando a toda velocidad.

Tan solo en la Ciudad de México existen más de 400 bicimensajeros, de acuerdo con estimaciones basadas en los registros de algunas de las empresas dedicadas al giro.

+400 bicimensajeros hay en la Ciudad de México

Sin embargo, los mismos integrantes de la comunidad aseguran que la cifra puede ser mucho mayor, pero al no existir un conteo oficial es más complicado saber con exactitud cuántas personas laboran en esta actividad solo en la capital del país.

Joaquín Sánchez, bicimensajero desde hace más de 20 años, comparte que entre las principales ventajas de su trabajo están que los traslados son más ágiles, no se contamina tanto y con ello se contribuye a desarrollar ciudades más amables por el uso de un transporte cero emisiones.

“En México este negocio es relativamente nuevo y hay problemas de todo tipo con las entregas, pero al final esto no solo es un trabajo, es una forma de vivir”, dice el también cofundador de TIG Bicimensajería, empresa que desde hace casi siete años tiene operaciones.

En la Ciudad de México, donde solo1.4 por ciento de los viajes se realizan en bicicleta, es relevante que cada vez más personas miren hacia esta fuente de empleo, no solo por una cuestión ambiental, también por un tema de salud.

4.8 por ciento es el crecimiento anual de la industria

Este tipo de pensamiento ha impulsado los ingresos de la industria a una tasa anualizada de 4.8 por ciento y se espera que en los próximos años la cifra aumente.

Bicimensajeros desprotegidos

A pesar de que este trabajo tiene múltiples beneficios, la realidad es que no todo es afable en las urbes donde se pedalea.

Fernando Pizano, bicimensajero en BicienVía, lleva más de cuatro años dedicándose a esto y su interés por la rodada surgió por la reducción en los tiempos de traslado. El profesionista considera que más allá de las inclemencias del clima, uno de los mayores problemas a los que se enfrentan es al descuido de los automovilistas, quienes muchas veces atienden el teléfono mientras manejan y eso evita que se dé una comunicación en la vía pública.

“La actitud de algunos conductores nos pone en riesgo porque no sabemos qué acción tomarán, pero no son los únicos, los motociclistas algunas veces tampoco respetan y llega a pasar que los peatones también se cruzan sin darse cuenta”, comenta el bicimensajero.

Al cierre del año pasado, se tenían registrados 47.7 millones de vehículos de motor en circulación, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Frente a un parque vehicular tan amplio no resulta extraño que, en el caso de la Ciudad de México, el 80 por ciento del espacio público en la calles esté ideado para automóviles.

Otro de los problemas es la falta de infraestructura, situación que ha influido en la tasa de mortalidad de este tipo de trabajadores. De enero a agosto de este año se tiene registro de 295 ciclistas fallecidos por atropello a nivel nacional, según el proyecto social Ni una muerte vial.

Joaquín Sánchez manifiesta que, aunado a estos riesgos, también existe la precariedad en las condiciones laborales.

“En muchas ocasiones los bicimensajeros no tienen ninguna clase de seguro o prestaciones, pero depende de la empresa para la que trabaje, afortunadamente existen fondos de ayuda”, comparte el cofundador de TIG Bicimensajería.

Un ejemplo de ello es The Bicycle Messenger Emergency Fund (BENEF, por su sigla en inglés), una organización benéfica pública sin fines de lucro que brinda compensación de emergencia a los mensajeros en bicicleta que sufren lesiones en el trabajo.

También puedes leer: Repartidores en riesgo

En el caso de México, Sánchez se encarga de coordinarlo y si algún ciclista sufre algún incidente, él los apoya y se convierte en el vínculo con la organización.

BENEF asigna un apoyo de emergencia de 500 libras (unos 10 mil pesos al tipo de cambio actual) para respaldar a los mensajeros en cualquier parte del mundo durante la primera semana de la lesión.

A la fecha, el 50 por ciento de los traslados en la Ciudad de México son menores a 8 kilómetros, pero los bicimensajeros llegan a desplazarse diariamente más de 50 kilómetros dependiendo del número de entregas y la ruta que se les asigne.

Para Fernando Pizano esto se ha convertido en una motivación, pues, en su caso particular, le ha permitido crear un pensamiento diferente sobre el entorno que lo rodea.

“La bicimensajería cambió mi vida y mi percepción de movilidad, es un trabajo en el que trabajas a tu tiempo y a tu ritmo haciendo lo que te gusta, además mejoras tu salud, conoces a mucha gente y miras la ciudad de diferente forma”.

Con información de Rodrigo Martínez Luna

 


Notas relacionadas

Nov 19, 2019
Lectura 6 min

NEGOCIOS

Jorge Vergara: El líder del Rebaño

Nayeli Meza Orozco


Nov 19, 2019 Lectura 6 min

Nov 8, 2019
Lectura 3 min

Nov 8, 2019
Lectura 5 min

NEGOCIOS

Stephen King, el otro resplandor del rey del terror

Nayeli Meza Orozco


Nov 8, 2019 Lectura 5 min

Nov 5, 2019
Lectura 6 min

NEGOCIOS

Adiós a la sonrisa de McDonald’s por crisis

Nayeli Meza Orozco


Nov 5, 2019 Lectura 6 min

Comentarios