Por unanimidad, la junta de gobierno del Banco de México (Banxico) decidió por primera vez en la historia fijar un alza de 75 puntos base a la tasa de interés, con el objetivo de combatir la inflación que ha mantenido un constante incremento.

De esta manera, el referencial se ubica en un nivel de 7.75 por ciento, el más alto desde septiembre de 2019, lo cual ya había sido previsto por algunos analistas económicos.

La junta de gobierno, integrada por cinco miembros, ha tomado estas decisiones desde 2008 y utiliza la tasa de referencia para combatir la inflación.

A su vez, en su anuncio de política monetaria, el Banxico resaltó que en la primera quincena de junio de 2022, las inflaciones general y subyacente registraron tasas anuales de 7.88 y 7.47 por ciento, respectivamente, manteniéndose en niveles elevados no observados en dos décadas.

Asimismo, el banco central explicó que a los choques inflacionarios derivados de la pandemia se añaden las presiones provenientes del conflicto geopolítico y las estrictas medidas de confinamiento impuestas en China por el resurgimiento de casos de COVID-19.

Lo anterior también se suma a los mayores retos para la conducción de la política monetaria ante el apretamiento de las condiciones financieras globales y un entorno de acentuada incertidumbre.

En este contexto, las expectativas de inflación para 2022 y 2023 volvieron a incrementarse de manera importante, ya que ahora se prevé que la inflación esté dentro del rango objetivo, 3 por ciento más/ menos 1 por ciento hasta el tercer trimestre de 2023.

Mientras tanto, las expectativas de mediano y largo plazo para la inflación general aumentaron ligeramente y para la subyacente se mantuvieron estables, aunque en niveles superiores a la meta.

Por su parte, Jonathan Heath, subgobernador del Banxico, ya había adelantado que el consenso en la Junta de Gobierno apuntaba a un aumento de 75 puntos, incluso antes de que la Reserva Federal de Estados Unidos aplicara un ‘manotazo’ a su tasa de interés con el mayor incremento en más de 27 años.

La Junta de Gobierno, que tomó la decisión por unanimidad, señaló que “vigilará estrechamente las presiones inflacionarias, así como todos los factores que inciden en la trayectoria prevista para la inflación y en sus expectativas”.

El Banxico dejó en claro que los aumentos a la tasa continuarán y no descartó aplicar un nuevo aumento de 75 puntos a la tasa “en caso de que se requiera”.

Finalmente, ya son nueve alzas consecutivas al referencial del Banxico (las últimas cuatro de 50 puntos base) en un contexto donde la inflación se ha convertido en un problema de la economía de México y el mundo.

Puedes leer: ¿Tras la inflación se creará el nuevo billete de 2 mil pesos? Esto dice Banxico