¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional

INEGI

Balanza comercial en shock

Jesús M. Badiola

Por segunda día consecutivo en esta semana surgió una peligrosa noticia sobre la economía mexicana.

El déficit comercial, es decir, la diferencia entre exportaciones e importaciones del país, se incrementó a niveles no vistos desde el 2008. 

Ayer, el Inegi dio a conocer de manera preliminar que este pasó a poco más de 2 mil 800 millones de dólares para el periodo de enero, en comparación con el pequeño déficit de 273 millones registrado el mismo mes del año pasado. 


Feb 26, 2013
Lectura 5 min

Según las cifras, el principal culpable de la contracción en exportaciones es el sector petrolero, que exportó 1.5 por ciento menos que el año pasado

Por segunda día consecutivo en esta semana surgió una peligrosa noticia sobre la economía mexicana.

El déficit comercial, es decir, la diferencia entre exportaciones e importaciones del país, se incrementó a niveles no vistos desde el 2008. 

Ayer, el Inegi dio a conocer de manera preliminar que este pasó a poco más de 2 mil 800 millones de dólares para el periodo de enero, en comparación con el pequeño déficit de 273 millones registrado el mismo mes del año pasado. 

En términos desestacionalizados, es decir, contemplando los movimientos normales dentro del calendario económico, el déficit se ubicó en 2 mil 192 millones de pesos, un giro notable al superávit registrado el mismo mes del año pasado. 

El lunes, el Banco de México dio a conocer que en el último trimestre del 2012, la Inversión Extranjera Directa cayó 41.13 por ciento con respecto al 2011.

No obstante, detrás del déficit comercial como dato, existen también otras razones por las cuales estar preocupados. 

Petróleo es la clave

Gran parte del aumento del déficit comercial se debe a un exacerbado incremento de las importaciones en enero del 2013, en referencia al mismo mes de un año antes. 

Un crecimiento del 9.3 por ciento, equivalente a un total de 30.1 mil millones de dólares, fue una razón detrás del aparentemente desbalanceado saldo comercial. 

El aumento en importaciones se dio en distintos sectores, pero los avances impresionantes se centraron en los rubros petroleros y bienes de consumo. 

Las importaciones petroleras aumentaron un 25.6 por ciento, contra un 7.2 por ciento de las no petroleras. Por su parte, las importaciones de bienes de consumo crecieron un 15.8 por ciento.

Es decir, el déficit de productos no petroleros se ubicó en 3 mil 430 millones de dólares, contra un déficit de 58 millones en diciembre del 2012. 

De acuerdo con información del Inegi, tan sólo un mes antes se registró un superávit de 962 millones de dólares. Es decir, que la diferencia incrementó en total casi 3 mil millones de dólares, un importante giro. 

Por su parte, las exportaciones también registraron un descenso preocupante al pasar de 31 mil millones en diciembre a 29 mil 600 millones, en términos desestacionalizados. 

La caída de 4.9 por ciento en términos desestacionalizados es la peor caída en las exportaciones desde diciembre del 2008 y una de las peores jamás registradas en enero. 

Según las cifras, el principal culpable de la contracción en exportaciones es el sector petrolero, que exportó 1.5 por ciento menos que el año pasado, mientras que las exportaciones no petroleras prácticamente se mantuvieron igual, al registrar un 0.1 por ciento de crecimiento.   

Sorpresivo aumento

De acuerdo con Bloomberg, el creciente déficit comercial sorprendió a todos los economistas que estimaron el dato previo a su salida. 

Según la encuesta, se esperaba un superávit de 216 millones de dólares, una diferencia inmensa con la triste realidad pintada por el reporte del Inegi. 

Justamente en contra de todas las expectativas de un “boom” mexicano, los últimos datos provenientes de México han estado peor de lo esperado. 

Por ejemplo, la caída de las ventas al menudeo en diciembre, la disminución de la producción industrial por primera vez en tres años y una tasa de desempleo más alta de lo esperado en enero. 

A tomar decisiones

Los datos de ayer, junto con los anteriores, incrementa la presión sobre el Banco Central para actuar en su próxima junta. 

A pesar de que no existe un mandato explícito para propiciar el crecimiento por parte de la institución, la desaceleración y los datos preliminares de esta semana sin duda entran en la consideración de la junta de gobierno de la institución para reducir la tasa de interés objetivo. Los mercados tampoco reaccionaron bien, al caer 0.02  por ciento durante el día, reflejando la desaceleración que muchos empiezan a temer. 

Preocupa
Los datos publicados ayer por el Inegi no son alentadores
Video

La cuesta de enero

Históricamente, los datos desestacionalizados muestran que el inicio de año trae consigo mayores alzas en déficit comercial

— Enero 2013: Incremento en déficit: 4.9 por ciento
Este año se registró el alza más grande en el déficit comercial en enero en la historia reciente del país.

— Enero 2010: Incremento en déficit: 2.48 por ciento
Ante un panorama incierto en los mercados internacionales, se incrementó el déficit comercial al pasar de 167 a 230 millones de dólares.

— Enero 1994: Incremento en déficit: 0.65 por ciento
Adelantándose a una de las peores crisis en la historia del país, ese año comenzó con un incremento importante en el déficit comercial. 

— Enero 2007: Incremento en déficit: 0.60 por ciento
También justamente previo a la crisis de subprime en Estados Unidos, el déficit pasó de 900 a casi mil 450 millones de dólares de diciembre del 2006 a enero del 2007. 

 


Notas relacionadas

Sep 23, 2020
Lectura 2 min

INEGI

Nacimientos en el país a la baja, Inegi

Indigo Staff


Sep 23, 2020 Lectura 2 min

Feb 25, 2020
Lectura 2 min

Dic 11, 2019
Lectura 2 min

Nov 27, 2019
Lectura 2 min

INEGI

Inegi: Desempleo sube a 3.6% en octubre

Indigo Staff


Nov 27, 2019 Lectura 2 min

Comentarios