¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

FACEBOOK

Bajo fuego ‘amigo’

Eduardo Flores

La esperada Oferta Pública Inicial de Facebook se convirtió en un nuevo capítulo de las novelas oscuras que se escriben en los mercados financieros. 

El viernes 18, Facebook Inc. salió a cotizar por vez primera a Bolsa, a 38 dólares por acción, es decir, una valoración de 104 mil millones de dólares, mayor al valor de mercado de Hewlett Packard, Amazon o Dell.

Con esta oferta inicial se obtuvieron 16 mil millones dólares, efectivo que el joven Zuckerberg piensa invertir en desarrollar un modelo de negocios más “móvil”, aunque eso todavía sea difícil de imaginar. 


May 23, 2012
Lectura 6 min
portada post

421 Millones de acciones de Facebook se pusieron a la venta

En los tres días siguientes a la colocación, el descontento de los inversionistas se ha hecho sentir y las dudas del manejo han aumentado

La esperada Oferta Pública Inicial de Facebook se convirtió en un nuevo capítulo de las novelas oscuras que se escriben en los mercados financieros. 

El viernes 18, Facebook Inc. salió a cotizar por vez primera a Bolsa, a 38 dólares por acción, es decir, una valoración de 104 mil millones de dólares, mayor al valor de mercado de Hewlett Packard, Amazon o Dell.

Con esta oferta inicial se obtuvieron 16 mil millones dólares, efectivo que el joven Zuckerberg piensa invertir en desarrollar un modelo de negocios más “móvil”, aunque eso todavía sea difícil de imaginar. 

Sin embargo, lo que podría haber sido el mayor éxito en la historia de las empresas de tecnología y daría finalmente el liderazgo al mercado financiero de NASDAQ sobre el tradicional NYSE, se convirtió en una desafortunada historia de señalamientos y reclamaciones.

El origen del caos

Los problemas iniciaron temprano, pues el comienzo de las operaciones de Facebook, fijado para las 10:30 horas, tuvo un inusual retraso debido a que no estaba completa la lista de los compradores de la oferta pública.

Nasdaq OMX Group Inc., encargado de llevar el registro de las compras solicitadas, atribuyó la situación al “mal diseño” del software que usa para organizar las subastas en las ofertas públicas iniciales.

Esto no solo causo incertidumbre, sino que fue interpretado por varios intermediarios como una sobredemanda por la acción.

Ante esta situación muchos se apresuraron a generar órdenes de compra, con la finalidad de poder satisfacer una presunta falta de títulos para completar las solicitudes de sus clientes.

Cuando finalmente da inicio la cotización de FB en el mercado, el precio sube hasta los 43 dólares, lo que implicaba una subida del 13 por ciento y confirmaba que la emisión era un éxito y que la demanda inicial superaba la oferta.

Sin embargo, media hora después se dio a conocer información de los colocadores y muchos de los inversionistas terminaron con más acciones de las que pensaban obtener. 

Esto porque al momento de la falla, solicitaron montos mayores de los que esperaban que estuvieran en oferta.

Aquello hizo evidente que las solicitudes de compra se habían satisfecho y por tanto no había sobredemanda, lo que disparó un monto importante de ventas. 

Los colocadores tuvieron que intervenir con compras para evitar que la acción bajara y que al cierre de su primer día de operaciones mostrara un alza marginal en el precio.

En los tres días siguientes a la colocación, el descontento de los inversionistas se ha hecho sentir y las dudas del manejo han aumentado.

Esto porque se dio a conocer que dos de las intermediarias involucradas, Morgan Stanley y Goldman Sachs, circularon informes ante algunos de sus clientes donde les daban a conocer que sus respectivos departamentos de análisis disminuían los pronósticos de utilidades para Facebook.

En función de las preguntas que inversionistas habrían hecho durante la famosa gira de promoción, Facebook expuso que la mayoría de sus usuarios, a pesar de que ingresan con más frecuencia al sitio social, lo hacen desde dispositivos móviles. 

La compañía dejó al descubierto que tiene pocas ideas sobre cómo vender publicidad en ese mercado, lo que provocó una revalorización de sus prospectos de ingresos.

Los demás inversionistas se han quejado e incluso interpuesto demandas ante lo que consideran como uso de información privilegiada. 

Ayer en la tarde, la agencia Reuters dio a conocer las estimaciones ocultas de las colocadoras.

El escándalo ya alcanzó a la Comisión de Valores (SEC, por sus siglas en inglés), que regula la actividad financiera en Nueva York y que se sumó a las llamadas por una revisión a los colocadores de la acción y el propio Nasdaq.

Una voz frecuentemente citada es la de un administrador de un fondo mutuo, que asegura no haber visto en 10 años un recorte de previsión en gira promocional. 

Interesantemente, The Economist, y otras de las empresas involucradas en la colocación habían argumentando por un precio entre los 28 y 35 dólares por acción, justamente donde se disputaba ayer el precio. 

Por lo pronto, los ejércitos de abogados de Wall Street ya realizaron las demandas, y sea cual fuere el resultado de las mismas esta operación vuelve a sentar otro precedente en contra de la ya muy desprestigiada industria.

Por su parte, Zuckerberg deberá probar que Facebook está a la altura de la valoración propuesta por Morgan Stanley y para ello deben incrementar rápidamente sus ingresos.

Ojalá que esta situación no afecte la luna de miel que vive Mark Zuckerberg, ya que al día siguiente de la colocación de su empresa en bolsa, contrajo matrimonio con Priscilla Chan, en una ceremonia sorpresa.

Información oculta

— Antes de que Facebook Ink saliera a Bolsa, algunas de las intermediarias involucradas circularon informes a varios clientes donde les daban a conocer que sus respectivos departamentos de análisis disminuían los pronósticos de utilidades para Facebook.

Estos son los ingresos que fueron revisados a la baja momentos antes de la OPI de Facebook, de acuerdo a  lo que Reuters obtuvo de un inversionista con información sobre el asunto.

Estimados de ingresos para el 2012
— Morgan Stanley: De 5 mil 36 millones de dólares a 4 mil 854 millones
— Bank of America: De 5 mil 40 millones de dólares a 4 mil 815  millones
— JPMorgan: De 5 mil 44  millones de dólares a 4 mil 839 millones.
— Goldman Sachs: De 5 mil 169  millones de dólares a 4 mil 852 millones 

Estimados de ganancia por acción para el 2013
— Morgan Stanley: De 88 centavos a 83 centavos.
— Bank of America: De 66 centavos a 64 centavos.
— JPMorgan: De 70 centavos a 66 centavos.
— Goldman Sachs: De 68 centavos a 63 centavos.

Salida complicada

— Los colocadores tuvieron que intervenir con compras para evitar que la acción de Facebook bajara y que al cierre de su primer día de operaciones mostrara un alza marginal en el precio.

— Algunos inversionistas se han quejado, e incluso interpuesto demandas, ante lo que consideran como uso de información privilegiada.


Notas relacionadas

Jul 25, 2019
Lectura 2 min

Mar 22, 2019
Lectura 2 min

Mar 13, 2019
Lectura 1 min

Comentarios